Belgas niegan ser favoritos

Sigue a La Opinión en Facebook
Belgas niegan ser favoritos
Vincent Kompany (der.) es el capitán de la selección belga.
Foto: efe

Bruselas/Notimex — El capitán de la selección de Bélgica, Vincent Kompany, no confía en el talento de su equipo para ganar la Copa del Mundo Brasil 2014 y niega que los Diablos Rojos sean uno de los favoritos en la competición.

“Bélgica no ganará la Copa del Mundo gracias a su talento. La ganaremos si tenemos un poco de suerte, si todos jugamos de la mejor manera que podemos en cada partido y si mostramos un espíritu de equipo fuera del común”, afirmó en una entrevista publicada en el diario La Libre Belgique.

También el zaguero Daniel Van Buyten, uno de los más destacados del combinado belga, que actúa en el Bayern de Múnich, prefiere ser cauteloso con las expectativas, al recordar que Brasil marcará la vuelta de los Diablos al Mundial de Fútbol de la FIFA tras doce años de ausencia.

“Todo el mundo dice que podemos ser el equipo revelación del Mundial. Lógicamente, estamos muy motivados y nos encantaría dar la sorpresa, pero hace doce años que no jugamos una cita mundialista, así que hay que ser prudentes”, dijo recientemente.

“Lo que sin duda sí haremos es emplearnos al máximo, pero marcarnos las semifinales como objetivo resultaría demasiado atrevido”, consideró.

Para Kompany, “los verdaderos favoritos son Alemania, Brasil, Argentina y España”, una proyección que “se basa en el talento” de esos equipos.

Después de concluir invicta en su grupo y con la segunda mejor defensa de las Eliminatorias Europeas, la selección belga ha decepcionado en los últimos partidos al sumar dos derrotas consecutivas, frente a Colombia y Japón, seguidas de un empate contra Costa de Marfil.

No obstante, tanto Kompany como el seleccionador Marc Wilmots minimizan la importancia de esos resultados.

A poco más de 90 días para el inicio del Mundial -en el que Bélgica es cabeza de serie en el Grupo H junto a Argelia, Rusia y Corea del Sur- todavía hay dudas acerca del equipo que llevará Wilmots a Brasil.

Si el volante del Chelsea, Eden Hazard, tiene su plaza asegurada al lado del delantero Romelu Lukaku y de Kompany, lo mismo no se puede decir del mediocampista Radja Nainggolan, del AS Rome, por ejemplo.

Kompany describió la selección tricolor como “un grupo de amigos” que “se anima con el fin de tornarse cada día mejor” y de “hacer placer a la afición”.

En apoyo a los Diablos Rojos, uno de los monumentos más característicos de Bélgica, el Manneken Pis, se vestirá con el uniforme del equipo nacional en ocasión de cada uno de sus partidos en la Copa del Mundo de Brasil.

Es la primera vez que la escultura de 30 centímetros representando un niño desnudo, situada en el centro de Bruselas, tiene un uniforme oficial de la selección belga.

“Los Diablos Rojos son más que futbol. Representan a Bélgica, así como el Manneken Pis”, afirmó el secretario de Deportes de Bruselas, Alain Courtois.