Consulado en LA da clases para recuperar custodia de hijos

Las clases de 12 semanas de duración, y avaladas por DCFS, se han venido impartiendo desde el año 2009, y hasta la fecha han participado 249 padres
Consulado en LA da clases para recuperar custodia de hijos
Minerva Sánchez con su hija Joselyn, cuya custodia recuperó luego de las clases en el Consulado de México.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

Los castigos corporales, una costumbre muy arraigada en los latinos para reprender a sus hijos, pueden ocasionar que los padres pierdan la custodia de estos.

Minerva Sánchez lo sabe de primera mano. Al querer darle una nalgada a su hijo de 6 años con un cucharón de madera, éste forcejeó con ella y le golpeó el rostro accidentalmente. Eso desembocó en que el Departamento de Servicios Familiares e Infantiles del condado de Los Ángeles (DCFS) colocara a sus tres hijos, de 12, 6 y 4 años, en hogares sustitutos por más de año y medio.

Para recuperar su custodia tomó clases en el Consulado General de México en Los Ángeles.

“Las estuve buscando pero solo las hallaba en inglés y a mí me costaba porque yo entiendo un poquito de inglés y no al cien por ciento”, dijo Sánchez, quien estuvo cinco meses buscando una clase de padres, uno de los requisitos para recuperar a sus hijos. “Me gustó y se me hizo fácil, porque era en español, era gratuito y era orientado a latinos, porque los latinos tenemos otra educación para castigar a nuestros hijos”, añadió.

Las clases de 12 semanas de duración, y avaladas por DCFS, se han venido impartiendo desde el año 2009, y hasta la fecha han participado 249 padres. La próxima sesión inicia el martes 11 de marzo.

“Estos cursos son muy importantes porque cuando las gentes de México y América Latina vienen a Estados Unidos, hay un choque cultural”, dijo el Cónsul General Adscrito del Consulado de México en Los Ángeles, Juan Carlos Mendoza. “Es importante que se entienda que no son personas malas o irresponsables”, añadió el cónsul, quien destacó que las clases son para personas de cualquier nacionalidad.

“Las sesiones son autónomas. Si alguien se quiere incorporar en la semana dos, tres, o en la última semana, puede hacerlo y en el siguiente curso completa las sesiones que le falten”, dijo el cónsul.

El curso cubre temas como abuso físico y psicológico contra los niños y violencia doméstica, entre otros.

Según DCFS, actualmente la cantidad de casos atendidos por ese organismo asciende a 36 mil niños, de los cuales 17 mil han sido removidos de sus hogares. En el 2013, 5 mil niños fueron reunificados con sus familias y 1,300 jóvenes fueron adoptados.

El curso para padres que ofrece el consulado cumple con unos de los requisitos que pudiera exigir el DFSC para la reunificación familiar. Sin embargo, Dominique Robinson, vocera de ese organismo, destacó que “cada familia tiene diferentes necesidades y lo que se le exige a una familia puede que no se le exija a otra porque su situación es exclusivamente diferente”.