Lara reta al ‘Canelo’

Álvarez no quiere saber nada del campeón cubano
Sigue a La Opinión en Facebook
Lara reta al ‘Canelo’
Erislandy Lara (izq.) quiere medirse al 'Canelo', una pelea que aprentemente elude Álvarez.
Foto: CANELO PROMOTIONS

NUEVA YORK.— Saúl ‘Canelo’ Alvarez aún no terminaba de responder preguntas acerca de su nocaut sobre Alfredo ‘Perro’ Angulo cuando Erislandy Lara se subió al podio y, cara a cara, lo retó.

“Quiero pedirte frente a todos los que están aquí que están locos por ver la pelea mía y tuya y quisieran saber cuándo será la próxima pelea mía y tuya [sic]), manifestó el cubano, campeón medio de la Asociación Mundial de Boxeo.

“Canelo”, quien no ostenta ningún título, preguntó a los reporteros presentes si en verdad estaban locos por ver esa pelea, y luego simplemente desestimó el reto de Lara que desde hace tres años le lanza retos e insultos.

“Así no se hacen las peleas. Así no se hacen las peleas. Hay que esperar”, respondió, molesto Álvarez.

Unas horas después, Lara llevó a las redes sociales su campaña en busca de ser el próximo contrincante del pugilista de Guadalajara.

En su cuenta de Twitter, Lara insultó al pelirrojo y aseguró que este había mostrado claramente que no quiere subirse al ensogado con él.

Si bien este es un pleito que debe celebrarse, la verdad es que hoy los pleitos los dicta el mercado y no el talento.

Lara es un campeón sin taquilla, y en el boxeo de hoy en día disputar los títulos es lo que menos importa en comparación con las posibles ganancias que dejaría un combate transmitido a través del famoso PPV que en años recientes han acaparado Floyd Mayweahter y Manny Pacquiao.

El joven Alvarez (22) se ha convertido en una marca redituable en el mercado del PPV, especialmente tras su pelea contra Mayweather, mientras que Lara no cuenta con los seguidores para ponerlo en ese renglón.

Por eso es más probable que el “Canelo” se mida a quien gane el pleito entre Miguel Cotto y Sergio “Maravilla” Martínez, una de las peleas más anticipadas de este verano que apenas comienza.

No es que Lara sea un mal peleador, es que simplemente carece del arrastre necesario entre la afición para vender no solo boletos en la arena y en la televisión.