De la sartén a tu auto

Si te preocupa el medio ambiente, esta alternativa ecológica puede ser una opción para hacer de tu coche un auto verde y para ahorrar.
De la sartén a tu auto
El aceite vegetal como combustible causa menos emisiones de CO en el ambiente.
Foto: Shutterstock

Autos eléctricos, híbridos, motores a gas natural o aceite, en la actualidad existen múltiples opciones para reemplazar la gasolina. El uso de aceite vegetal reciclado es una de ellas.

¿Te imaginas si pudieras ahorrarte cientos de dólares usando un producto que no sólo es gratis sino que se tira?

Cada año, en EEUU, se tiran por lo menos 11 mil millones de litros de aceite vegetal provenientes de restaurantes y fábricas de alimentos. ¿Por qué no reciclarlo y usarlo en el auto? Un grupo cada vez mayor de ambientalistas pensaron lo mismo y adaptaron sus motores diesel colocándoles un dispositivo especial.

Antes de que salgas corriendo a vaciar la botella de aceite en tu auto, te damos los pros y contras de hacer el cambio.

Mejor para el ambiente. Una de las principales ventajas de usar aceite es la reducción en emisiones de monóxido de carbón en el medio ambiente. El aceite vegetal es menos tóxico y pertenece al grupo de energía renovable, por estar hecho a base de plantas.

Gratis. No todos podemos costear un auto eléctrico o híbrido, pero cualquiera puede ir a restaurante y pedir que le regalen el aceite usado que van a tirar. Esto también ayuda al ambiente al evitar que se tiren galones de aceite que contaminan la tierra y el agua.

El uso de aceite vegetal también tiene sus contras.

Requiere más dedicación pasar a buscar aceite usado por el restaurante que cargar gasolina en la estación.

Eventualmente los restaurantes podrían querer cobrar por el aceite. El “Tío Sam” también podría comenzar a cobrar ya que el aceite usado no incluye los impuestos que incluye la gasolina.

Mientra tanto, los pioneros ambientalistas y sus autos continuarán ahorrando dinero y ayudando al planeta.