Acusan a compañía de grúas de El Monte de incautar autos ilegalmente

En redes sociales circulan videos de las grúas de Albert's Towing. Varias personas dicen que incauta ilegalmente autos en un centro comercial en los bulevares Valley y Ramona
Acusan a compañía de grúas de El Monte de incautar autos ilegalmente
La activista Verónica Tomas sentada en el cofre de un coche antes de ser decomisado.
Foto: Isaías Alvarado / La Opinión

La compañía de grúas que tiene un contrato con la Policía y la Ciudad de El Monte ha sido acusada de incautar ilegalmente los autos de clientes de una plaza comercial, con el pretexto de que evaden el pago de estacionamiento en una Corte.

Activistas argumentan que las grúas de Albert’s Towing se han enfocado en los últimos días en dicho centro comercial, en la esquina de los bulevares Valley y Ramona, para remolcar a granel los autos de infractores, pero alegan que también se han llevado los de clientes legítimos.

Lorenzo Mora asegura ser una víctima. Él relata que el viernes por la mañana dejó su auto ahí y compró productos de limpieza en dos tiendas, pero al salir su carro ya no estaba. “Pensé que se lo habían robado”, dijo.

Se lo llevó una grúa de Albert’s Towing y tuvo que pagar $275 para recuperarlo.

Mora mostró los recibos para confirmar su versión. El reporte de la empresa de grúas indica que el remolque ocurrió a las 9:35 a.m., mientras los recibos precisan que él pagó a las 9:48 a.m. en un local y a las 9:57 a.m. en otro. “Lo que están haciendo está mal”, reclama.

Ayer, una grúa de Albert’s Towing regresó a la plaza y se llevó al menos tres autos que les señaló un hombre de bigotes largos, que identifica a los que cruzan hacia la Corte, que cobra $5 por estacionamiento.

La Ciudad de El Monte se deslindó de la controversia, pero pidió a los afectados que denuncien. “Con una demanda civil tienen que ir contra los dueños de la propiedad”, dijo el alcalde André Quintero.

Dicha inmobiliaria no estuvo disponible para un comentario y la empresa de grúas no quiso opinar. Este diario fue a su oficina, en la calle Exline, y el conductor que acudió al centro comercial se asomó en la ventanilla para increpar con voz exaltada: “¡Yo soy el chofer!”.

“Es la misma gente que está decomisando coches a los inmigrantes en los retenes”, señaló el activista Nicolás Tomás, quien asegura fue agredido mientras filmaba un decomiso la semana pasada por este empleado, que ahora enfrenta cargos por asalto simple y robo de poco valor.

“Me arrebató el celular y me empujó”, afirmó el joven, quien documentó el incidente en un video que colocó en la página de Internet YouTube.

Su madre, Verónica Tomas-Castro, filmó a un hombre que, aún sosteniendo la bolsa de una de las tiendas del lugar, fue a recuperar su coche. “Cuando regresé mi auto había sido confiscado”, contó.

“Están robando vehículos a inmigrantes, gente que no habla inglés”, reclama Tomas-Castro.

Ella y su hijo no pudieron evitar ayer que dos autos fueran retirados de la plaza. La activista incluso se sentó en el cofre de uno de éstos, un Mitsubishi de color negro. Luego llegaron cinco policías para cubrir el operativo y después se presentó el dueño del vehículo, Luis Enrique Leal. Venía de la corte.

“Lo voy a tener que recoger ¿qué otra cosa puedo hacer?”, dijo resignado.