¿De dónde es el tres leches?

El origen es discutible, pero al parecer su popularidad comenzó en Miami
¿De dónde es el tres leches?
Países como México y Nicaragua se atribuyen la creación del tres leches.
Foto: Cortesía / Gran Cocina Latina- The Food of Latin America

Nueva York — Si vas a un restaurante mexicano de la ciudad lo consigues, si visitas uno dominicano también, lo mismo si el lugar de turno es puertorriqueño, colombiano o ecuatoriano; lo que me hizo preguntar ¿cómo se hizo tan popular el postre de tres leches en todos los restaurantes latinos del país?

La respuesta parece llevarnos a Miami, donde supuestamente comenzó la fiebre por este dulce que, al igual que el flan, se ha convertido en bandera de la repostería latinoamericana en los Estados Unidos.

“Estoy convencida cien por ciento que el boom del tres leches como lo conocemos hoy comenzó en Miami, en el restaurante Los Ranchos“, asegura la chef Maricel E. Presilla, autora del libro Gran Cocina Latina: The Food of Latin America (W.W. Norton, 2012), James Beard Cookbook of the Year 2013 y Mejor Libro General del IACP 2013. “La receta que se ha hecho famosa es de aquí, yo no he visto el tres leches como tal en ningún otro país, y he estado viajando por todo el continente durante 30 años”.

Presilla coincide con otras fuentes consultadas sobre lo difícil que resulta establecer el lugar de origen exacto del dulce preparado con leche condensada, evaporada y entera.

Esta torta está hecha al estilo que los europeos llaman “trifle”, para referirse a los postres sumergidos en líquidos con un tope de crema, como el tiramisu de Italia, por lo que muchos no dudan en afirmar que de este continente surgió la idea.

Otros aseguran que en México se empezó a ver este tipo de cake en el siglo 19, pero seguramente como resultado de la colonización, lo que nos vuelve a llevar a Europa. Mientras que Nicaragua aflora como origen de este postre en varias publicaciones gastronómicas, lo que indirectamente nos lleva de nuevo a Miami, específicamente a Los Ranchos, el primer lugar de comida nicaragüense de esa ciudad.

“Esta receta no es nicaragüense sino que es europea. Una amiga de los dueños del restaurante, llamada doña Rita Kettel, tenía una receta de su mamá, que venía de Europa, no sé de dónde exactamente”, cuenta con total seguridad Faustino Rodríguez, gerente de Los Ranchos desde que el lugar abrió sus puertas en 1981. “Cuando estábamos por abrir, ella nos ofreció esa receta, trajo unas pruebas, las ofrecimos desde el primer día y fue una locura”.

Rodríguez asegura que fue así como el tres leches empezó a ganarse el favoritismo de muchos en este país. “Días después, al ver el éxito, imprimimos como 10,000 recetas y las pusimos en la puerta, y se las llevaban para Washington, Texas, Milwaukee. Ya para enero de 1982 el tres leches era muy conocido”.

La chef Presilla confirma que la primera vez que vio la receta del tres leches lo hizo en Los Ranchos, y fue la base para la que ella más tarde compartiría en el famoso libro de recetas The Joy of Cooking, en 1997, la cual asegura fue la primera que se publicó en Estados Unidos.

“Pero repito, hay muchos postres estilo trifle en Latinoamérica, y algunos países que reclaman la paternidad, como México y Nicaragua, pero el boom del tres leches que conocemos hoy en día vino de Miami”, recalca Presilla.

Receta de la chef Maricel E. Presilla

Para el ponqué

Ingredientes:

1 taza de harina para todos los usos

2 cucharadas de polvo para hornear
3 huevos grandes separados
1 taza de azúcar
1/4 de taza de leche completa

Preparación:

– Precalentar el horno a 350°F. Engrasar y enharinar una molde de cristal de 8 a 12-pulgadas o un molde para hornear redondo (9×2 pulgadas).

– Juntar la harina y el polvo para hornear. Batir las claras de huevo en el recipiente de una batidora a baja velocidad hasta que se formen picos suaves, unos 2 minutos. Poco a poco agregar el azúcar y batir otros 7 a 8 minutos a velocidad media, hasta que las claras se vean brillantes y el azúcar se haya disuelto. Limpiar la mezcla de los lados del tazón con la espátula, y mezclarla con las yemas haciendo movimientos envolventes. Hacer lo mismo y mezclar con la harina cernida y la leche.

– Colocar la mezcla en el molde preparado y hornear en la rejilla media del horno, de 30 a 35 minutos, hasta que la torta esté ligeramente dorada y comience a despegarse de los lados del molde. Despegar el borde con un cuchillo y dejar que se enfríe en el recipiente unos 10 minutos.

Para la preparación final

Ingredientes:

1 taza de crema de leche

1lata de 12 onzas de leche evaporada
1lata de 14 onzas de leche condensada
3 claras de huevo
1taza de corn syrup

Preparación:

– Mientras se enfría el bizcocho, mezclar la crema de leche, la leche evaporada y la leche condensada. Pinchar la parte superior de la torta con un palillo, con profundidad de una pulgada, y vertir lentamente la mezcla de leche sobre la torta (abrir más agujeros si es necesario). Asegúrese de llegar hacia los bordes y las esquinas. La torta absorberá toda la leche. Refrigere por lo menos durante una hora antes de servir.

– Colocar las claras de huevo en una batidora y batir a velocidad baja, luego incremente la velocidad a media y siga mezclando hasta que se formen picos suaves. Agregar lentamente el jarabe de maíz en las claras y continuar batiendo unos 7 minutos, hasta que esté consistente y brillante. Extienda el merengue sobre la torta y córtela en rodajas o en trozos cuadrados, y sirva frío.