Enfoque del jefe de LAPD es seguridad vial en 2014

En una reunión con La Opinión, el jefe Charles Beck enfatizó su apoyo a las licencias para indocumentados.
Enfoque del jefe de LAPD es seguridad vial en 2014
El jefe de LAPD, Charlie Beck, se enfocará en hacer más seguras las calles luego de reducir el crimen en la ciudad.
Foto: Ciro César / La Opinión

Reducido el crimen a niveles que no se veían desde los años 50s, el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD por sus siglas en inglés) se enfocará ahora en hacer del 2014 el año del tráfico, para que la ciudad sea uno de los lugares más seguros para manejar.

“Sólo nombrarlo el año del tráfico, hace a la gente pensar en estos temas”, dijo a La Opinión, Charlie Beck, jefe de LAPD.

Explicó que el enfoque se hará en varios frentes. Uno de ellos es continuar dando advertencias junto con multas a quienes cometan violaciones de tráfico.

“Vamos a proveer señalamientos adecuados, poner límites de velocidad realistas con la meta de hacer de la ciudad, un lugar seguro para conducir”, indicó

LAPD tiene alrededor de 450 agentes encargados de hacer cumplir las leyes de tráfico y a cargo de las investigaciones de choques. Cuenta además con 300 motociclistas y planean contratar 100 más.

“En el último par de años, las estadísticas de accidentes de tránsito se han mantenido y, al poner más énfasis en el tema, esperamos una ligera reducción“, expuso.

La ciudad tiene miles de accidentes en los que el conductor se da a la fuga. “La mayoría son contra vehículos estacionados que no están ocupados. De cualquier manera son una violación criminal pero los más serios son aquellos donde alguien sale lesionado. Éstos bajaron el año pasado”, aseguró.

Beck considera que este tipo de accidentes son un problema a nivel nacional pero estima que en California al entrar en vigor la ley AB60 que dará licencias a miles de conductores indocumentados a partir de 2015, el número de conductores fugitivos se va a reducir.

“En Los Ángeles, un alto porcentaje son colisiones menores que se hacen grandes porque el conductor huye por miedo a ser arrestado o a que se le decomise el auto. Así que la capacidad de tener una licencia es clave para atender parte del problema de las personas que causan un accidente y se dan a la fuga”, opinó Beck.

De acuerdo a Beck, los ciclistas son uno de los grupos que con frecuencia son sujetos de accidentes en los que el chofer huye de la escena. “La meta es construir conciencia sobre ellos y entre esta población que está creciendo cada vez más en la ciudad. Así estamos multando a los ciclistas que no obedecen la ley pero a la vez les estamos dando programas de educación”, expuso.