Lanzan campaña para eliminar “cuota” en centros de detención de ICE

Consideran "injusta" una directiva que, según activistas, alienta a los agentes de inmigración a detener a diario a hasta 34,000 indocumentados
Lanzan campaña para eliminar “cuota” en centros de detención de ICE
En esta foto se ven mujeres indocumentadas en un centro de detención en Eloy, Arizona.
Foto: Archivo / Getty Images

Washington.- Activistas de la comunidad inmigrante lanzaron este martes una campaña para exigir que el Congreso elimine lo que tacharon como una cuota “injusta” de 34,000 camas en centros de detención de inmigrantes y que, a su juicio, alienta la detención arbitraria y deportación de indocumentados.

Durante una conferencia telefónica con periodistas, la legisladora demócrata por California, Lucille Roybal-Allard, dijo que apoya la campaña porque esa cuota, impuesta por el Congreso, es “fiscal y moralmente responsable” y sólo alienta a los agentes de inmigración a detener a diario a hasta 34,000 indocumentados. “La eliminación de esta cuota, que es injusta y costosa, ahorraría millones de dólares sin poner en riesgo la seguridad”, afirmó Roybal-Allard.

Un análisis reciente del Foro Nacional de Inmigración señaló que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) gasta cerca de $2,000 millones anuales, o $5.4 millones por día, solo para la detención de inmigrantes. Esa cifra incluye el costo de 34,000 camas en los centros de detención, o el equivalente de alrededor de $161 por cama cada noche.

En ese sentido, Roybal-Allard consideró que el Congreso debe buscar alternativas a la “arbitraria” detención de indocumentados que reduzcan drásticamente el gasto fiscal y ofrezcan una forma “humana e inteligente” para el cumplimiento de las leyes de inmigración.

Berta Alicia Avila, una inmigrante de Arizona, describió las condiciones “inhumanas” en las que ella y tres de sus hijas vivieron durante seis meses en el Centro de Detenciones Eloy. “Cuando me quejaba, el agente me decía que nosotros éramos solamente un número y que merecíamos lo que nos estaba pasando. Dos de mis hijas estaban acostadas en el piso, mientras la otra lloraba”, recordó Avila con la voz entrecortada.

Por su parte, Sikly Shah, del grupo Detention Watch Network, señaló que EEUU tiene una de las infraestructuras más grandes del mundo para la detención de inmigrantes y que “sería imposible lograr una reforma significativa sin la eliminación de esa cuota” de camas.

Wayne Henderson, presidente de la Conferencia de Liderazgo sobre Derechos Civiles y Humanos, criticó la política de “encarcelamiento masivo” en EEUU que, a su juicio, solo forra los bolsillos de empresas privadas como la Corporación de Correcciones de EEUU. “La exigencia (del número) de camas es un eufemismo para las erradas sentencias carcelarias mínimas” que contribuyen al aumento de la población carcelaria en el país, subrayó Henderson.

La campaña fue lanzada unas horas antes de que el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, se reuniese con líderes del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes para repasar los pormenores de la solicitud presupuestaria para su departamento para el año fiscal 2015.

El presupuesto para el Departamento de Seguridad Nacional para el año fiscal 2015 incluye un recorte del 10% para las camas en los centros de detención, un aumento en los agentes federales en los puestos de control y un incremento del 10% para los tribunales de Inmigración.