Los 5 personajes ¿inolvidables? de ‘El Gordo y La Flaca’

El programa de televisión ha sido una plataforma para personalidades muy peculiares a lo largo de sus 15 años de historia
Los 5 personajes ¿inolvidables? de ‘El Gordo y La Flaca’
Aunque se hace pasar por la prima de El Gordo, La Lupe es realmente su propio personaje y el más actual.
Foto: Univision

Antes de los viajes y comidas de Raúl de Molina y el desenfrenado gusto de Lili Estefan por los zapatos, hubo varios personajes que ocuparon minutos importantes de ‘El Gordo y La Flaca’.

Algunos de ellos fueron un éxito, otros un atractivo visual. Pero de cualquier manera, ellos han sido parte de la historia de los 15 años del programa de farándula que celebró la semana pasada su permanencia televisiva.

Cachita

La despistada de ‘Cachita’ es sin duda el personaje más querido y extrañado del programa de chismes. Entre sus torpezas y todo, Cachita hacía reír sanamente sin lucir como una mujer vulgar en busca de atención. Ella fue la primera en agregar sus comentarios chuscos y sus constantes caídas y su peluca rubia la caracterizaron desde principio a fin. En ese proceso también habló de su cambio de sexo, de varón a mujer en el 2005, pasando de ser Alberto a Alina María Hernández. Tras su partida, hace cuatro años, Cachita regresó al programa el año pasado y comentó que estaba viviendo en Carolina del Norte y trabajando en una clínica comunitaria pero dejó entrever que le gustaría volver a la luz pública.

‘Martica’

La casi abuelita del programa se ganó el cariño del público con su cafecito cubano siempre listo para servir. La empleada de Univision se dio a conocer en el programa en el 1998 por sus labores en la cafetería de la empresa, y por su personalidad fue invitada a ser parte del programa. En algunas ocasiones logró apapachar a los galanes invitados pero en otras también dio su opinión en diferentes temas en discusión. Su uniforme de empleada fue irremplazable, tanto que hasta le confeccionaron uno de gala, brilloso para asistir a Premios Lo Nuestro. También compartió la historia de amor de su esposo, con quien se casó después de que este fuera liberado de una cárcel en Cuba, por cuestiones políticas. Marta Martínez sigue trabajando en la televisora, aunque no en este show.

Dorismar

La sexy argentina se ganó la atención del público varonil más no del femenil a partir de 2000. Con sus atuendos sensuales, mostró gran parte de sus atributos a los televidentes ampliando más ese panorama con sexy calendarios y posando para la revista Playboy. Pero en el 2006, fue deportada a su país por no contar con los permisos necesarios para vivir en este país y terminó mudándose a México, donde trabajó para programas como ‘La parodia’ y en la telenovela ‘Triunfo del amor’, pero sin lograr destacarse.

‘Carlitos, el productor’

El pequeño integrante del programa ha protagonizado varias locuras disfrazándose de diversos personajes, robando besos, etc. Pero lo que realmente ha llamado la atención de Juan Espinoza es su optimismo ante la enfermedad que no lo dejó crecer después de los 12 años e incesante energía logrando que lo que pudiera ser una incapacidad para alguien por ser más bajito de lo normal, tiene una vida como cualquier hombre de estatura regular. Hasta el año pasado, las participaciones del también “miniChacalito” de Sábado Gigante eran regulares.

‘La Lupe’

Aunque se hace pasar por la prima de El Gordo, ‘La Lupe’ es realmente su propio personaje y el más actual. Ella no pierde cualquier oportunidad de encontrar novio entre los invitados y a pesar de que sus dimensiones físicas son tan parecidas a las de De Molina, eso no la intimida a la hora de conquistar ni la detiene a la hora de dramatizar el resumen de las telenovelas, con su propio estilo. Aunque debajo de La Lupe de Molina se esconde un hombre que usa una peluca castaña, labios rojos y su infaltable conjunto de falda y blusa roja con blanco, su verdadera identidad todavía no ha sido narrada con detalle en el programa.

martha.sarabia@laopinion.com