Maserati encara el futuro mirando al pasado

El Alfieri concept adelanta los lineamientos que tendrán los futuros modelos de las marcas, inspirándose en los vehículos clásicos de su historia centenaria.
Maserati encara el futuro mirando al pasado
El Alfieri cuenta con un V8 de 4,7 litros que desarrolla 460 HP
Foto: conduciendo.com

Este prototipo de configuración 2+2 celebra el centenario de la automotriz y adelanta el camino estilístico de Maserati. El vehículo desarrollado en el Centro Stile de Turín lleva el nombre del fundador de la prestigiosa firma.

En un movimiento que se entiende como un regreso a las raices, Maserati dotó al Alfieri de líneas y dimensiones que recuerdan la gran herencia de carreras de la marca. Desviándose de la línea más conservadora mostrada en el Quattroporte y en el Ghibli, este modelo de carácter eminentemente deportivo estaría sentando las bases para un futuro modelo de producción.

Al tratarse de un vehículo intermedio entre 100 años de historia y el futuro, su estética se inspira en los mitos de Maserati, sobre todo en el A6 GCS-53 diseñado por Pininfarina en 1954. Esto se aprecia en la cabina pequeña ubicada casi sobre el eje trasero, en el largo capó y en las tomas laterales. El chasis del Alfieri está basado en el del GranTurismo MC Stradale, pero cuenta con una distancia entre ejes 24 centímetros más corta, potenciando su carácter deportivo.

El interior del Alfieri está marcado por un diseño moderno y minimalista que, en caso de que llegue a producción, seguramente presentará grandes cambios. Sobresale el tablero digital y los marcadores esféricos.

A nivel mecánico, el Alfieri cuenta con un V8 de 4,7 litros que desarrolla 460 HP y lleva asociada una transmisión de seis velocidades MC Shift. El sistema de escape especial genera un sonido impactante cuando el V8 se pone en marcha.

Este modelo es un reflejo del buen momento de Maserati, empresa que llega a los cien años con un gran crecimiento en ventas (aumento del 150% entre 2012 y 2013).