Toronja, la súper fruta

El cítrico tiene beneficios y contraindicaciones.
Toronja, la súper fruta
Su alto contenido de fibra y vitamina C la hace ideal para tu dieta.
Foto: Shutterstock

La toronja, conocida también por el nombre de pomelo, se desborda en beneficios para la salud.

“[La toronja] es una súper fruta”, dice la nutricionista Sylvia Klinger. “Está repleta de antioxidantes y de una gran cantidad de nutrientes esenciales que fortalecen el sistema inmunológico, mantienen la salud de la piel, protegen contra las enfermedades crónicas y ayudan a bajar de peso”.

El fruto posee estos importantes beneficios, entre ellos:

1. Contiene fitonutrientes que funcionan como antioxidantes y te protegen de los radicales libres que pueden dañar la piel y promover el envejecimiento prematuro.

2. Posee más del 100% de los requerimientos diarios de la vitamina C que ayuda a fortalecer los músculos, vasos sanguíneos, huesos y dientes.

3. Es rica en flavonoides que ayudan a la salud del corazón al reducir la inflamación de la arterias.

4. Estudios demuestran que su consumo frecuente ayuda a reducir ciertos tipos de cáncer como el del estómago, la próstata, el páncreas y el gástrico.

5. Tiene un alto contenido de fibra y agua que ayudan a bajar de peso.

Estudios han demostrado que su ingesta no es buena para las personas que sufren de acidez estomacal. También se ha comprobado también que interfiere con una enzima llamada CYP3A4, que se encarga de metabolizar ciertos medicamentos.

Entre esos medicamentos están, por ejemplo, el Felodipino, que se utiliza para disminuir la presión de la sangre; la Nicardipina, Nifedipina y Verapamilo, que son bloqueadores del calcio; la Dronedarona, un medicamento para el corazón y la Quinidina y la Amiodarona, que se usan para controlar los ritmos cardíacos anormales.

El pomelo también interfiere con la Simvastatina, Lovastatina, Pravastatina y Atorvastatina, que se utilizan para reducir el colesterol de la sangre.

Su consumo no se recomienda cuando se están tomando analgésicos como la Oxicodona; anticonceptivos orales y agentes utilizados para la terapia de reemplazo hormonal, como el estradiol; sedantes como el Diazepam, Zaleplon, Buspirona y Triazolam o anticonvulsivos como el Carbamazepina.

Ante estos ejemplos, si incluyes el pomelo en tu dieta diaria (ya sea su jugo o pulpa), es recomendado que se lo hagas saber a tu doctor cuando te prescriba algún medicamento.

)