Eugenio Derbez anda chillón por embarazo de su mujer

La hija que está esperando con su pareja Alessandra Rosaldo le afectó su personalidad y lo ha sensibilizado
Eugenio Derbez anda chillón por embarazo de su mujer
Eugenio y Alessandra se encuentran muy felices por la próxima llegada de Aitana.
Foto: Agencia Reforma

Eugenio Derbez reconoció que su vida ha cambiado drásticamente desde que se enteraron que su esposa Alessandra Rosaldo está embarazada. Con la sensibilidad a flor de piel, el comediante ventiló que se encuentra tan emotivo que es capaz de derramar hasta algunas lágrimas.

Gracias a dicha situación, el comediante confesó que ha podido involucrarse en actividades sociales para apoyar tanto a seres humanos, como a animales indefensos.”Sí estoy muy sensible y las prioridades han cambiado, llega un momento en tu vida que te das cuenta que no todo es trabajo, no todo es dinero, no todo es fama. Y ahora que sirva un poquito esa fama, la parte pública de mi carrera, para poder ayudar y poder hacer un bien a todos los animales creando conciencia en este país, porque no hay conciencia de tratar bien los pobres animales”, dijo.

Y agregó: “Cualquier proyecto te lo juro… si ahorita me dicen ¿qué prefieres montar: tu albergue o hacer una película con la estrella más grande de Hollywood?, creo que mi corazón, mi alma y mi ser, prefieren montar el albergue porque llevo años queriéndolo hacer, es algo que me quita el sueño y no me deja dormir.

Hay cosas que son más importantes que el dinero y la fama, lo que sea, y esta es una de ellas”, detalló.

El artista reconoció que para él fue muy satisfactorio enterarse de que el bebé que esperan es una niña. Esto debido a la grata experiencia que ha tenido como padre de Ayslinn a quien calificó de ser una mujer extremadamente cariñosa.

EQUILIBRAR EL MARCADOR

Además también reveló que hasta el momento no ha adquirido nada para su retoño debido a sus apretadas agendas. “Yo quería niña, la verdad, porque ya tenía dos niños, mi hija es muy cariñosa, es un dulce, se derrite. Y dije: ‘Para equilibrar el marcador que sea niña’, y Dios me lo concedió entonces estoy feliz, muy contentó y esperando a que llegue. La verdad no le he comprado nada porque no hemos tenido tiempo, a qué hora, entre viajes y más y con la mudanza a Los Ángeles, pues no da tiempo, pero bueno, nos han regalado un par de cositas muy simpáticas y justamente le decía a Ale que ya va a llegar la niña y no tiene ni cuna, ni cuarto, ni ropa, ni nada; pero no importa estamos ahí chapoteando las cosas según van llegando”, finalizó.

Daniella Reyes