FTC investiga a Herbalife

Empresa dice que cooperará con proceso iniciado por Comisión
FTC investiga a Herbalife
Selección de productos Herbalife.
Foto: Boyle Heights BeatKris Rivera

NUEVA YORK.— Herbalife, la multinacional de suplementos nutricionales y vitaminas informó ayer que la Comisión Federal de Comercio (FTC) ha abierto una investigación a la empresa.

La compañía, con sede en Los Ángeles y registrada en las Islas Caimán, dijo en un comunicado que daba la bienvenida a esta investigación “dada la tremenda cantidad de desinformación en los mercados”.

Así, Herbalife se refiere principalmente al financiero William Ackman, presidente del fondo de inversión de alto riesgo Pershing Square Capital Management. Este inversor apostó 1,000 millones de dólares a la caída en la Bolsa de esta empresa a finales de 2012. Si se deploma en los mercados obtendría fuertes rendimientos.

Ackman tomó esta posición porque cree que la compañía opera como un esquema piramidal de ventas ilegal a través de una red de distribuidores mayoritariamente latinos. Según The New York Times, este financiero ha estado cabildeando varios políticos y organizaciones latinas, como Lulac, para presionar por una investigación por parte de la FTC y de la SEC, el regulador de los mercados.

El senador demócrata Ed Markey pidió a ambas agencias que estudiaran a Herbalife. La SEC le contestó que no podía afirmar o negar que lo estuviera haciendo y la FTC dijo que sus preocupaciones “se examinaban con cuidado”. Lulac tambíén se reunió con representantes de la comisión. De acuerdo con el Times, Ackman no ha donado dinero a Markey pero sí contrató a un miembro de su equipo.

Herbalife ha contestado repetidamente que Ackman no entiende el modelo de negocio de la empresa y ha rechazado que sus beneficios provengan de sumar distribuidores a su red y no de las ventas que hacen estos. La compañía afirmó que cooperará con la FTC y en su breve comunicación ayer explicaba que tenía la confianza de que opera en conformidad con “todas las leyes y reglamentos aplicables”.

La FTC ha tomado esta acción apenas un día después de que Ackman hiciera una presentación en China para denunciar a la empresa en este país. En un acto de más de dos horas este millonario inversor defendió las donaciones que hizo a legisladores y organizaciones sociales. El financiero dijo que la empresa “aun no ha probado que nada de lo que digo es falso.”

Herbalife está apoyada en su estructura accionarial por otro inversor activista, Carl Icahn, que tiene más de un 14% de la empresa. George Soros también se hizo con un porcentaje de esta pero luego rebajó su participación.

Ackman, que ayer no hizo comentarios, reiteró que en caso de salir vindicado en sus acusaciones, dejará los beneficios de su multimillonaria apuesta a la caridad. Eso si, los clientes de su fondo se beneficiarían enormemente.

Herbalife cayó ayer un 7.4% en Bolsa, aunque se han apreciado un 43% desde que Ackman empezó sus acusaciones.