Futbolista sancionado en El Salvador debuta en Los Ángeles

Osael Romero está enfocado en 'ver hacia adelante', teniendo el fútbol como su gran motor
Futbolista sancionado en El Salvador debuta en Los Ángeles
Osael Romero espera junto a sus compañeros la entrada a la cancha.
Foto: William Camargo / Especial para La Opinión

Osael Romero, ex jugador de la selección salvadoreña de futbol, debutó hace un mes con el equipo amateur San Nicolás que pertenece a La Premier Soccer League en Los Ángeles.

El mediocampista es uno de los jugadores suspendidos de forma vitalicia por la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT), pero el jugador aún mantiene un proceso legal en curso, motivo por el cual no puede dar ninguna clase de declaraciones a ese respecto.

“Me motiva mucho estar acá, es una liga bastante buena, muy competitiva, el nivel es bastante bueno. Yo estoy en San Nicolás que es un excelente equipo y pues es un gran motivo para seguir en el futbol”, dijo Romero.

La decisión de dejar su país, la tomó pensando en el bienestar de su familia. El futbolista, de 27 años de edad, agradece que la vida le esté ofreciendo la oportunidad de hacer lo que más le gusta, pues para él el fútbol es su profesión y parte fundamental de su vida.

“La verdad que tengo un amigo aquí [en Los Ángeles] al que veo como un hermano, siempre hemos estado en contacto. Gracias a Dios que me ha puesto a esa gran persona en el camino”, dijo refiriéndose a Édgar Cano, quien le ayudó a integrarse a la escuadra de San Nicolás.

En cuanto a su actual equipo, Romero dijo que: “ya me habían hablado del equipo, la motivación de uno es estar en un equipo que exige, porque uno tiene esa mentalidad de querer ganar siempre, por mi mente gracias a Dios siempre pasa eso de querer ganar, eso de querer perder no pasa por la cabeza de alguien que de verdad le guste el futbol”, explicó.

Romero destila humildad en cada palabra que emite, reafirmó su amor y respeto por el fútbol y sobre todo agradece a Dios por todo lo que le ha tocado vivir hasta el momento.

Respecto a lo anímico, tras el escándalo en el que se vio involucrado, afirma que su objetivo y su principal motivación en este momento es sacar adelante a su familia.

“Estamos aquí con mi familia, que eso es lo más importante en este momento, tratando de hacer lo mío y pensando en mi familia y en mis hijos, para sacarlos adelante”, dijo con mucha ilusión.

En su rol como padre, Romero desea inculcarles a sus dos pequeños que la educación es fundamental para su futuro, y sobre todo apoyarlos en todas sus decisiones.

Al preguntarle sobre el recibimiento de la afición salvadoreña en la ciudad angelina, aseveró que: “cada cabeza es un mundo, cada quien tiene su opinión y yo respeto eso. Yo trato de hacer lo mío, la gente que me conoce sabe cómo soy y de dónde vengo y se lo agradezco”.

Osael Romero está muy agradecido con La Liga Premier y con el San Nicolás por abrirle las puertas para jugar y darle una segunda oportunidad para ponerse lo tacos y jugar al fútbol.

“Hay cosas en la vida que sólo uno sabe, uno pasa momentos buenos y momentos malos, al final lo importante es ver hacia adelante, no mirar atrás”, concluyó.

Y prueba de ello es que Romero, en un mes de estar jugando con el San Nicolás, ya consiguió un segundo lugar en la Copa Budweiser que se celebró en Las Vegas.