Greinke respira aliviado

El lanzador de los Dodgers tira con soltura un par de innings
Greinke respira aliviado
Zack Greinke está recuperando su forma, aunque paso a paso.
Foto: ARCHIVO

GLENDALE, Arizona.— Zack Greinke se vio ayer tan feliz como si hubiese recorrido toda la ruta y ganado el partido por blanqueada.

El estelar pitcher derecho de los Dodgers regresó al montículo después de casi dos semanas de inactividad debido a una lesión en la pierna derecha y no sintió malestar alguno.

Greinke permitió tres carreras y seis hits en dos entradas a una escuadra dividida de los Diamondbacks de Arizona.

Después del partido, el virtual tercer abridor de los Dodgers reconoció que la lesión resultó ser peor de lo que se creía originalmente.

“Pensé que iba a estar bien ese día [su primera apertura de la primavera], y que en los siguientes dos días estaría al 100%”, dijo Greinke.

“Pero ahora simplemente no he hecho más que mejorar, a un ritmo del 10% de lo que yo esperaba. Llevo las cosas con calma. No hago más de lo que puedo”, agregó.

“Lo importante de todo es que voy mejorando cada día y esa es la clave”, sostuvo.

Greinke destacó que sólo se sintió “flojo” en los dos últimos lanzamientos de su salida de ayer y no estaba tan seguro como aplicar más velocidad a los lanzamientos para no forzar el brazo.

Añadió que “lo ideal” es estar listo para la primera serie de la temporada en San Diego que arranca el 30 de marzo con tres juegos contra los Padres y participar al menos en uno de los tres juegos contra los Angels en la Serie de Autopistas.

“Hay mucho camino por delante, por eso voy día a día pero con paso firme y seguro y sin ningún contratiempo, pues necesito estar listo para la temporada regular”.

Mientras dure la permanencia de los Dodgers en Australia, Greinke lanzará algunos juegos en las Ligas Menores y posiblemente suba a la lomita en los encuentros con los Angels.

En medio de su optimismo, Greinke reconoció que estaba “decepcionado” con su ubicación en el partido de ayer. Eso dio paso a un jonrón del dominicano Andy Marte y varias líneas a los jardines.

“Me pasa mucho a principios de los entrenamientos de primavera”, dijo . “Es realmente frustrante. Ocurre cuando estoy cansado. No puedo evitarlo, incluso cuando estoy tratando de no hacerlo. Pero considero que mi brazo aún no está en forma”.

Antes del encuentro de ayer, Greinke hizo 14 lanzamientos en el bullpen y destacó que prefiere entrar en acción en partidos de exhibición que tirar en el bullpen o juegos simulados.

“Esos son horribles [envíos en el bullpen]. No es lo mismo. Uno se equivoca y no se percata de ello. En cambio, en un juego se tiene la oportunidad de hacer ajustes frente a bateadores”, finalizó Greinke en declaraciones a MLB.com.