Maduro exige diálogo con la oposición venezolana

El presidente venezolano exigió a sus opositores que se sienten a participar en la Conferencia de Paz que ha lanzado y advirtió que la marcha no entrará en Caracas
Maduro exige diálogo con la oposición venezolana
El presidente de Venezuela participa en el inicio del programa de radio "En contacto con Maduro", una nueva iniciativa del gobernante para lanzarse a los medios.
Foto: EFE

CARACAS, Venezuela.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, redobló hoy sus llamamientos a la oposición al diálogo, mientras continuaron las movilizaciones en varios puntos del país y los opositores se preparan para recordar el mes de las protestas y una nueva víctima pasaba a engrosar la lista de fallecidos.

Maduro estrenó el martes un programa de radio al que se conectaron todos los medios del Estado en una nueva incursión en los medios de comunicación del gobernante, que ya en marzo, en vísperas de las elecciones presidenciales, había presentado un espacio televisivo.

En el espacio recién estrenado y con los auriculares puestos, el presidente llamó de manera encendida a la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a participar en la Conferencia de Paz que lanzó el pasado 26 de febrero.

“Quiero verlos cara a cara, ¡no sean cobardes! ¡vengan a sentarse a hablar! ¡cobardes de la MUD! se lo digo ¡siéntense! es lo que nuestra patria quiere, depongan actitudes violentas, mezquinas, oposicionistas, obstruccionistas”, afirmó.

“La patria sigue su camino, ahora seguirá sin ustedes”, agregó.

Al mismo tiempo, Maduro adelantó que la marcha con que estudiantes opositores pretendían el miércoles recordar el mes de la manifestación que acabó con tres muertos y fue inicio de la oleada de protestas que vive el país no entrará al Distrito Capital de Caracas.

“Mientras haya gurimaba (barricadas), el golpe de Estado esté activado, la MUD se niegue a dialogar, las marchas de la derecha no entran a Caracas”, indicó Maduro al responder a preguntas de periodistas en el programa de radio.

El vocero de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Carlos Vargas, indicó en rueda de prensa que la intención de los universitarios era que este miércoles se vea “una masa de estudiantes” que tienen un “objetivo bien claro”, en una lucha que califica de “pacífica” contra el Gobierno venezolano.

Vargas explicó el destino final de la marcha en la Defensoría del Pueblo señalando que la titular de ese organismo, Gabriela Ramírez, “ha callado directa o indirectamente, ha protegido lo que son las torturas de nuestros compañeros”.

“Nuestras protestas como movimiento estudiantil han sido de forma pacífica y las que se han salido de lo pacífico ya ese es del sentir de otro venezolano que lo respetamos”, comentó por su parte Juan Quintana, vocero de la Universidad Alejandro Humboldt.

Precisamente hoy el Ministerio Público venezolano informó que 14 funcionarios de diversos cuerpos de seguridad han sido privados de la libertad por estar supuestamente implicados en casos de violación de los derechos humanos ligados a las protestas.

La Fiscalía indicó en un comunicado que seis de esos funcionarios pertenecen al Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), cuatro a la Policía Nacional Bolivariana (PNB), dos a la Policía Municipal de Chacao, uno a la policía de Mérida y hay un sargento del Ejército.

Mientras tanto se confirmó este martes el fallecimiento de un estudiante en San Cristóbal, en el estado Táchira (oeste, fronterizo con Colombia), tras recibir un impacto de bala supuestamente en el marco de las protestas.

El alcalde de esa ciudad, el opositor Daniel Ceballos, indicó en una entrevista que los llamados del Gobierno venezolano al diálogo son una “farsa” que busca “lavarse la cara” ante la opinión pública.

Ceballos afirmó que los días que duró la mesa de paz en ese estado “no ha parado la represión en la ciudad, no han dejado de llover gases lacrimógenos, no han parado los heridos y los presos”.

Las protestas que sacuden Venezuela desde el 12 de febrero se han cobrado hasta el momento más de una veintena de muertos y varios centenares de heridos, y además han llevado a más de un millar de detenciones.