‘Need for Speed’ quiere ir más allá de ‘Fast & Furious’

La estrella de 'Need for Speed', Aaron Paul, tras 'Breaking Bad', desea abrirse camino en la pantalla grande
‘Need for Speed’ quiere ir más allá de ‘Fast & Furious’
Aaron Paul es Tobey Marshall en 'Need for Speed', que se estrena mañana.
Foto: Dreamworks

Jorge Santamaría Agencia Reforma

MÉXICO, D.F.— La historia de Breaking Bad en la televisión aún no parece haber terminado.

Aaron Paul estaría encantado de volver a dar vida a Jesse Pinkman en el “spin-off” de la popular serie, que se titulará Better Call Saul.

“Espero estar involucrado, porque Vince Gilligan [creador de la serie] es uno de mis más queridos amigos, la mente líder detrás de Breaking Bad y quien lo hizo posible”, dijo hace unos días el actor estadounidense, de 34 años, en entrevista durante su visita al D.F. para promover su nueva película, Need for Speed.

“Pronto vamos a hablar al respecto, nada está escrito en una piedra. La idea se está preparando aún, pero creo que podría participar alrededor de la nueva historia. Veremos qué me depara”, añadió .

La precuela del programa de televisión, también estelarizado por Bryan Cranston (Walter White), estaría centrada en Saul Goodman (Bob Odenkirk), el abogado de White, según explicó Paul.

Lo que es un hecho para este actor de 34 años nacido en Idaho, es que formar parte de Breaking Bad ha cambiado su vida profesional para siempre, pues ahora hay numerosos directores que han volteado a ver su trabajo.

“El show nos abrió las puertas a todos los que estuvimos involucrados en el proyecto, porque trabajamos con un guión tremendamente bien escrito y con buenos directores a cargo”, compartió el ganador del Screen Actors Guild Award.

“A todos nos ayudó a seguir adelante con nuestras carreras. La verdad, sin Breaking Bad no habría manera de aproximarnos a proyectos tan importantes como este [Need for Speed]”.

El intérprete de filmes como Mission: Impossible III y The Last House on the Left, agregó que durante los más de 17 años que tiene de carrera en la actuación ha sufrido altibajos, y, de hecho, antes de llegar a la serie apenas tenía para solventar el pago de su vivienda.

“He luchado mucho: lo más bajo que estuve antes de conseguir un papel en Breaking Bad era que apenas fui capaz de pagar la renta [de casa], pero después mi vida cambió, gracias a Dios”, explicó.

Además de sumarse a la precuela de la afamada serie de televisión, Aaron Paul llamó la atención de Ridley Scott (Gladiator), quien lo invitó a participar en su próxima película, Exodus, de trama bíblica.

En este filme, el cual contará la historia de Moisés (interpretado por Christian Bale), Aaron Paul hará el papel de Joshua.

Need for Speed, que co-protagoniza Ramón Rodríguez, se estrena mañana. Paul da vida a un expresidiario que se une a una competición automovilística con el fin de vengarse de quien causó su encarcelamiento. Lo que no sabe es que existe una recompensa… por su cabeza.