Rusia no ‘quiere guerra’ con Kiev

Embajador ruso en ONU defiende derecho de Crimea a separarse

Guía de Regalos

Rusia no ‘quiere guerra’ con Kiev
Mujeres amordazadas protestan contra la censura y la restricción de libertad de información durante una manifestación en Simferópol, en la península ucraniana de Crimea, ayer.
Foto: EFE

NACIONES UNIDAS, Nueva York (EFE).— Rusia “no quiere la guerra” con Ucrania, afirmó ayer el embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, quien defendió en el Consejo de Seguridad el derecho de Crimea a separarse debido al “vacío legal” de Kiev.

Churkin denunció el “violento derrocamiento del Gobierno legítimo por los radicales de Kiev” y aseguró que Rusia “no quiere exacerbar más la situación”, algo que consideró que han hecho otros durante los últimos meses.

“Rusia no quiere la guerra, y tampoco los rusos, y estoy convencido de que Ucrania tampoco la quiere”, afirmó Churkin durante la reunión del Consejo de Seguridad que debate, con la participación del primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, la crisis en ese país.

Churkin denunció que las nuevas autoridades ucranianas “no han hecho nada” en favor de la reforma y el diálogo con la minoría rusa y que además “los radicales no han dejado las armas”, sino que están acumulando aún más armamento.

También reprochó la injerencia internacional en las protestas contra el Gobierno del anterior presidente ucraniano Víctor Yanukóvich, en las que participaron hasta ministros de Exteriores de otros países.

Churkin acusó a “la propaganda occidental” de pintar una situación diferente a lo que ha ocurrido en Ucrania en los últimos meses, según la cual había una Ucrania “idílica” solo enturbiada por la “malvada Rusia”.

Reconoció que el derecho a la determinación de los territorios “está fuera de lo ordinario”, pero lo defendió en el caso de Ucrania “porque hay un vacío legal” en Ucrania.

En una reunión en la que todos los miembros del Consejo de Seguridad defendieron la integridad territorial de Ucrania, Churkin recurrió a la historia para reprochar a Francia que se quedará el archipiélago de Mayotte (reclamado por Comoros) tras el referéndum de autodeterminación de 1976.

También aludió a la declaración de independencia de Estados Unidos en 1776, que defiende el derecho a separarse de un poder considerado injusto.