Gallos saldrán a dar la cara

Querétaro, envuelto en una crisis administrativa y deportiva, recibe a los Diablos Rojos
Sigue a La Opinión en Facebook
Gallos saldrán  a dar la cara
Aunque les deben sus sueldos, los jugadores de Querétaro no paran.
Foto: MEXPORT

MÉXICO, D.F (NTX).— El Querétaro, alicaído por resultados futbolísticos y golpeado por problemas internos, tendrá hoy una dura prueba ante Toluca en busca de frenar su racha de cuatro derrotas consecutivas.

Los Gallos Blancos tendrán como punto a favor que serán anfitriones, aunque su posición en la tabla, décimo sexto general con 10 unidades, los pone en desventaja con respecto a los escarlatas, que marchan en el subliderato con 22 unidades.

La escuadra de Ignacio Ambriz suma cuatro tropiezos en fila desde su más reciente victoria de la campaña, que se registró en la fecha seis cuando doblegaron 2-0 al Veracruz en el Estadio Corregidora.

Por su lado, los Diablos Rojos han mostrado gran solidez en el Clausura 2014, al grado que es el único que marcha cerca del puntero Cruz Azul, que recién perdió su paso invicto.

Las dos derrotas de Toluca en la campaña han sido como visitantes, en la fecha cinco ante Santos Laguna por 2-0, y en la décima jornada frente al Cruz Azul por 1-0.

El presidente deportivo de los Gallos Blancos de Querétaro, Adolfo Ríos, estableció que intentará por todos los medios solventar los gastos de operación que tiene el club.

En directivo indicó que ha tenido pláticas con el gobierno del estado, y que de no contar con apoyo, realizarían un ‘Gallotón’ o saldrían a pedir dinero a las calles.

“Platicamos con el señor gobernador, incluso en un momento dado teniendo el apoyo total del gobierno, podemos hacer un “Gallotón”, o si tenemos que salir a “botear” lo vamos a hacer. Si tenemos que ir a los semáforos a pedir, pues lo vamos a hacer. Tenemos que buscar que la gente que quiera y pueda donar un peso para la causa, lo vamos a hacer. No para pensar en la cuestión de sueldos, sino para la cuestión operativa”, comentó.

Por su parte, el Gobernador del estado de Querétaro, José Calzada, dijo que su administración no está en condiciones de comprar al equipo.