Tadeusz Kempka lamenta profundamente muerte de Hausleber

"Jerzy me aguantó 62 años y yo también" afirmó el también entrenador que llegó de Polonia con el hoy desparecido baluarte de la marcha mexicana.
Tadeusz Kempka lamenta profundamente muerte de Hausleber
Una gran pérdida para el deporte mexicano y el olimpismo en general.
Foto: Notimex

México.- A Tadeusz Kempka se le hace un nudo en la garganta cuando recuerda a su compañero en aquellos tiempos en Polonia, cuando ambos eran atletas y luego se hicieron entrenadores. Jerzy Hausleber fue un gran hombre, pero también una buena persona.

Presente en la funeraria en donde descansa el cuerpo de Jerzy Hausleber, quien llevó a la gloria olímpica un puñado de marchistas mexicanos como José Pedraza, Ernesto Cantó y Raúl González y quien falleció este jueves, Kempka recuerda la manera en cómo era.

“Fue un gran amigo, siempre compartimos grandes momentos, que para citarlos tendrían que volver a pasar”, dijo.

Kempka, quien llegó a México tras un convenio con las autoridades deportivas entre ambas naciones con motivo de los Juegos Olímpicos de México 68, mencionó que Hausleber siempre tuvo tiempo para tener amigos, pese a contar con un carácter fuerte.

“Fuimos amigos durante 62 años, nos conocimos en 1952 y desde entonces estuvimos juntos, tanto en Polonia como en México”, asentó el también entrenador, quien tuvo como alumno al recordista mundial Arturo Barrios y el maratonista Dionicio Cerón.

“Para mí es una pérdida profunda, de un gran amigo”, comentó Kempka, quien sostuvo que ahora sólo quedan dos de los tres polacos que llegaron a México como Andrzej Piotrowski, quien llevó al velocista Alejandro Cárdenas al podio mundial en Sevilla 99.

Kempka apuntó que visitaba de manera continua a su amigo, tanto en el hospital como en su casa “y cuando llegaba sino lo hacía con un frasco de arenque –peces azulados- se enojaba”.

Llegamos por 30 meses y nos quedamos en México por 48 años. Él me aguantó 62 años y yo también”, esbozó.