El Papa Francisco quería llamarse Juan XXIV

Jorge Mario Bergoglio hubiese querido llamarse Juan y suceder así a Angelo Roncalli, Juan XXIII, destacó el cardenal italiano Loris Capovilla

Guía de Regalos

El Papa Francisco quería llamarse Juan XXIV
El Sumo Pontífice cumplió un año al frente de la Santa Sede
Foto: Notimex

Ciudad del Vaticano.- Jorge Mario Bergoglio hubiese querido llamarse Juan y suceder así a Angelo Roncalli, Juan XXIII, el Papa “bueno” que convocó el Concilio Vaticano II y cambió la historia de la Iglesia.

Fue el cardenal italiano Loris Capovilla, el exsecretario privado de Roncalli, quien dio a conocer ese detalle en un artículo publicado en la sección especial del diario “L’Eco” de Bérgamo, al norte de Italia.

“El Papa Francisco es como el Papa Juan; se parecen mucho. Sí, el cardenal Bergoglio había pensado en el nombre de Juan, quería ser el sucesor de Juan XXIII. Pero también tenía en mente el nombre de Francisco”, indicó el purpurado.

Pero recordó que ni bien fue elegido, Bergoglio recibió un abrazo del cardenal brasileño -arzobispo emérito de San Paulo- quien le dijo de manera imprevista “no te olvides de los pobres”.

“Así Bergoglio se decidió por el nombre de Francisco. Pero Papa Juan estaba en sus pensamientos”, añadió Capovilla.

Por otra parte Georg Gaenswein, el secretario privado del Papa emérito Benedicto XVI, quien también trabaja con Francisco como prefecto de la Casa Pontificia, reveló que Joseph Ratzinger comentó y corrigió la larga entrevista de Bergoglio a la revista de los jesuitas “La Civiltà Cattolica”.

Aquella entrevista, firmada por el sacerdote Antonio Spadaro y publicada en septiembre de 2013 por otras 15 revistas jesuitas del mundo, provocó numerosos debates al interior de la Iglesia y le granjeó diversas críticas al Papa reinante.

“Cuando el padre Spadaro entregó la primer copia de esta entrevista, el Papa Francisco me la dio y me dijo de llevársela al Papa Benedicto. Ve la primera página después del índice, está vacía. Ahí el Papa Benedicto debería escribir todas las críticas que le vienen en mente durante la lectura y después me la traerá”, explicó Gaenswein.

“Después de tres días me dijo (Ratzinger). Aquí tenemos cuatro páginas, en una carta, le ruego de entregársela al Papa Francisco. Por lo tanto hizo la tarea”, añadió.

El secretario no quiso especificar la naturaleza de sus críticas al texto de Spadaro, pero reafirmó que Benedicto sí la leyó y dio su punto de vista a su sucesor.