Guerrero en pie de guerra

El novato cubano aún lucha por ganarse el puesto de segunda base
Guerrero en pie de guerra
Alex Guerrero trabaja para ganarse un lugar en Dodgers.
Foto: ARCHIVO

Decepcionado por no ser incluido en la preselección de Cuba para el III Clásico Mundial de Beisbol, Alexander Guerrero decidió buscar mejores horizontes y salió clandestinamente de la isla a principios del año pasado.

El prometedor jugador de cuadro forma parte de un desfile de peloteros cubanos de primer nivel que han abandonado su país en los últimos años buscando contratos de Grandes Ligas.

Guerrero firmó con los Dodgers un contrato de cuatro años por 28 millones de dólares el 21 de octubre del 2013.

El acuerdo incluye bonos por desempeño de un millón cada año lo que daría al pacto un valor total de 32 millones al infielder de 27 años de edad y una cláusula que le permite convertirse en agente libre al vencerse el contrato.

Es obvio que ese convenio lo tiene más que feliz, pero Guerrero lo estaría más si sale airoso en una batalla sin tregua con Chone Figgins y Dee Gordon por alcanzar el puesto de segunda base titular de un equipo con enormes expectativas en el 2014.

Guerrero, igual que Gordon, han defendido el campo corto en toda su vida beisbolera y la transición ha sido difícil. No obstante, el cubano quien fue shortstop del equipo Las Tunas en su Cuba natal, afirma que está bien encaminado en esa ruta.

“Fue un gran reto. Desde hace dos meses estoy trabajando en esa posición. Al principio fue incómodo, pero creo que ya he superado la primera fase de este proceso”, dijo Guerrero.

Alexander reconoce la ayuda que le ha brindado el mexicano Juan Castro, instructor de fildeo de los Dodgers.

“Ha sido muy valiosa su enseñanza. Me señala lo que estoy haciendo mal y lo que tengo que hacer para corregir. Yo apunto en una libreta sus indicaciones. Además me ha enseñado algunas picardías que son necesarias en algunas jugadas en segunda”, subrayó Guerrero.

“El trabajo fuerte es el que habla por uno, esa es mi mejor arma. Soy un soldado más en esta batalla. La decisión la toman los dirigentes del equipo. Me gustan las luchas, en esta vida nada es fácil”, comentó.

Guerrero llegó a los campos de entrenamiento con una enorme pausa de un año sin jugar. Su más reciente actuación fue en la pelota invernal dominicana (2013-2014) con los Gigantes del Cibao y fue limitada a 12 juegos.

En la su última participación en la serie nacional cubana (2011-2012), con Las Tunas, equipo que lleva el nombre de su ciudad natal en la provincia de Oriente, Guerrero dejó promedio de .290, disparó 21 jonrones, unas cifras que sustentan su poder ofensivo y que aspira sacar a relucir su fuerza acumulada, ya sea en las Ligas Menores o en el equipo grande

“He hecho varios ajustes en el bateo y ya me siento más cómodo en el home. Ya no me engañan algunos lanzamientos, pero sigo en el proceso de aprendizaje. Aquí se aprende todos los días”, estableció.

La charla con el virtual intermedista o futuro shortstop de los Dodgers, se corta al escuchar un llamado: “Alex te está esperando Juan Castro”.

“Con permiso, señor”, se disculpó Guerrero, que además de su batalla por el puesto titular del segundo cojín, encara otra: Su hermano, quien lo acompañó en su viaje de Haití a República Dominicana, no ha podido viajar a los Estados Unidos y su esposa con sus dos hijos permanecen en Cuba.

Guerrero desea que su esposa Anisley y sus hijos Alexandra y Enrique Alexander se reúnan con él este año.

“Están trabajando en eso. Tengo la esperanza de tenerlos pronto aquí”, dijo Alex.

Don Mattingly informó que el jardinero Carl Crawford no irá a Australia debido a que su tercer hijo viene en camino.

“Hasta ahora Carl está fuera de la lista de los peloteros que llevamos a Australia y creo que no habrá cambio”, dijo Mattingly.

También ayer el mánager angelino confirmó que los lanzadores Zack Greinke y Dan Haren no estarán en el juego inaugural. El zurdo Paul Maholm acompañará al equipo y ha sido señalado como un “Plan B” por cualquier contratiempo de última hora que sufran Clayton Kershaw y Hyun-jin Ryu, abridores del primero y segundo partido contra Arzona.

“Los planes actuales son esos. A menos que suceda algo extraordinario en los próximos días”, aclaró Mattingly.

Por otro lado, Matt Kemp, que se rehabilita de una cirugía en el tobillo izquierdo, jugó dos innings en un partido de Ligas Menores.

“No tuve molestia. Espero continuar así, de todas formas hay tiempo. Quiero llevar esto día a día para completar el proceso y regresar lo más pronto que se pueda”, estableció Kemp.