Protagonismo de esposa de Humala provoca nueva crisis en Perú

La oposición se resiste a dar su voto de confianza en el Parlamento al Gabinete de Ministros del presidente Ollanta Humala
Protagonismo de esposa de Humala provoca nueva crisis en Perú
Nadine Heredia, Primera Dama de Perú.
Foto: EFE

Lima.- La polémica por el protagonismo de la primera dama peruana, Nadine Heredia, en el Ejecutivo ha desencadenado una nueva crisis política en Perú al resistirse la oposición a dar su voto de confianza en el Parlamento al Gabinete de Ministros del presidente Ollanta Humala.

En una decisión inédita, la mayoría del Congreso se abstuvo el viernes de darle el voto de confianza, como requiere la Constitución, al quinto Consejo de Ministros de Humala tras la presentación ante el pleno de su presidente René Cornejo, que inició su gestión hace unas semanas tras la renuncia de César Villanueva, quien estuvo apenas cuatro meses en el cargo.

El Parlamento se reunirá nuevamente este lunes para decidir si finalmente otorga el voto de confianza al Gabinete que puso sus cargos a disposición de Humala después de no conseguir el apoyo del Congreso.

Pese a que según interpretaciones del reglamento por parte de algunos congresistas, el resultado de la votación (73 abstenciones, 41 a favor y 6 en contra) le daba la aprobación al gabinete al considerar que el hecho de que se hubieran emitido votos en contra anulaba la abstención, el propio Humala ha pedido al Congreso que vuelva a pronunciarse.

Humala admitió que esta situación genera inestabilidad y causa preocupación en los inversionistas.

Aunque el presidente Ollanta Humala enfatizó el sábado que esta crisis no tiene relación con su esposa, la oposición insiste en que el Gobierno debe desmarcarse de Nadine Heredia al considerar que existe una injerencia de la primera dama y presidenta del Partido Nacionalista en el Ejecutivo.

La semana pasada, Humala salió en dos ocasiones en defensa de su esposa de una campaña que atribuyó al miedo de sus adversarios que sienten que el carisma de la primera dama “les puede mover alguna de sus expectativas electorales”.

Y es que Nadine Heredia, que tiene una presencia permanente en las actividades del Gobierno, es objeto de polémica desde hace meses y tuvo también un papel destacado en la renuncia del anterior presidente del Consejo César Villanueva, que apenas estuvo cuatro meses en el cargo.

La renuncia de Villanueva por la polémica surgida con la esposa del gobernante y el ministro de Economía, Luis Miguel Castilla, por sus declaraciones sobre una posible alza del salario mínimo, fijado actualmente en 270 dólares, llevó a Humala a efectuar en febrero pasado una amplia remodelación de su gabinete.

La desautorización de Nadine Heredia a Villanueva al asegurar que el tema del salario mínimo no estaba en agenda encendió la mecha de las críticas de la oposición en su contra que desde entonces no han cesado.

En las últimas semanas, desde que el Gobierno duplicará el sueldo de los ministros, tanto la popularidad de Humala como de Nadine Heredia han caído en las encuestas.

Pero además del papel de Nadine Heredia, la oposición liderada por el fujimorista Fuerza Popular y el partido Aprista, también cuestiona al gabinete por el irregular pago recibido por el hermano preso del mandatario, Antauro Humala, la falta de resultados en la lucha contra la delincuencia, así como por su postura frente a la crisis en Venezuela.

No obstante, el trasfondo del frecuente enfrentamiento entre Gobierno y oposición es el ambiente casi preelectoral que vive el país aunque faltan mas de dos años para las elecciones, y los diferentes intereses partidarios que tiene la oposición.

Así mientras el fujimorismo busca la manera de excarcelar al expresidente Alberto Fujimori, quien cumple una condena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad, tras la negativa del Gobierno a concederle el indulto humanitario, el Apra quiere salvar al expresidente Alan García de las investigaciones parlamentarias que se siguen en su contra por presunta corrupción durante su gobierno.

El Partido Nacionalista, en el poder, ha asegurado que no aceptará que el consenso democrático y el voto de confianza pedido para el Consejo de Ministros implique negociaciones sobre asuntos ajenos al interés nacional.

Pero en su comunicado, firmado por Nadine Heredia, que ostenta la presidencia del partido, también afirma que está abierto al diálogo para superar las divergencias.

Y es que ante la falta de una mayoría parlamentaria, al presidente Humala no le queda más remedio que buscar el apoyo de la oposición para lograr el voto de confianza a su Gabinete.