Cómo cuidar las cutículas de tus uñas

Aprende, mediante unos sencillos consejos, cómo cuidar tus cutículas para lucir unas manos hermosas.
Cómo cuidar las cutículas de tus uñas
Lo mejor es empujar las cutículas hacia atrás y no cortarlas.
Foto: Shutterstock

Las cutículas son una delgada capa de piel que rodea la base de la uña y cuya principal misión es la de proteger el nacimiento de la misma. Es muy importante cuidarlas y protegerlas para evitar daños futuros. A continuación te explicaremos cómo hacerlo para lucir las uñas siempre bellas.

Protégelas de los agentes externos

Además de dirigirte periódicamente a la manicura para que ella cuide tus uñas y las mantenga perfectas, tú misma puedes protegerlas para tenerlas en excelente estado.

Evita, principalmente, exponerlas a productos de limpieza como el cloro o los detergentes fuertes, pues las cutículas crecerán en exceso para proteger tus uñas y tendrán aspecto duro y amarillento.

Hidrata tus cutículas

Para proteger tus cutículas y que no se resequen y se vean endurecidas, puedes aplicar una crema especial que deberás dejar actuar durante unos cuantos minutos para que se ablanden. Luego, con la ayuda de un palito de naranjo, empújalas hacia atrás con cuidado. Recuerda no llevar demasiado hacia atrás tu cutícula para evitar que luego la piel te moleste y resulte doloroso e incómodo.

Prepara tu crema casera para cutículas

Puedes preparar tu propia crema para hidratar las cutículas y tenerlas siempre espléndidas. Para ello necesitarás tres cucharadas de parafina, media taza de aceite mineral, unas gotas de aceite esencial del aroma que más te agrade, una cucharada de glicerina, una pequeña olla y un frasco de vidrio.

Para prepararla, mezcla la parafina con ambos aceites y lleva esto a baño de María hasta que se disuelva. Una vez que esté todo mezclado, agrega la glicerina y revuelve. Cuando la preparación esté a temperatura ambiente, guárdala en el frasco de vidrio y utilízala regularmente.

Advertencia final

Si bien es muy común que las manicuras corten las cutículas para evitar que crezcan y den un feo aspecto a las uñas, la experta en uñas esculpidas Angie aconseja que es preferible no hacerlo, pues es muy probable que al realizar el corte te lastimes y la piel se inflame, lo cual resulta sumamente doloroso. Lo ideal es pedirle a la profesional que las empuje hacia atrás con la ayuda de un palito de naranjo.

Como verás, la protección de las cutículas es una tarea que deberás realizar a conciencia y prestarle mucha atención. Ten presente que con unos simples cuidados podrás mantener tus uñas en excelente estado y lucirlas siempre como recién salidas de la manicura.