Mejora el aliento con una dieta balanceada

Existen diversos alimentos que te permitirán acabar con este problema de manera natural.
Mejora el aliento con una dieta balanceada
No es necesario gastar dinero en costosos tratamientos, tampoco ingerir productos químicos para eliminar el mal aliento.
Foto: Shutterstock

Un organismo no es saludable por limpiarse más veces, sino por ensuciarse menos. Esta premisa se puede aplicar a muchos problemas, incluida la halitosis, es decir, el mal aliento.

No se trata de un trastorno que requiera tratamientos complicados o costosas medicinas. Con tomar medidas de higiene adecuadas, llevar una dieta balanceada y reducir el consumo de alimentos que provocan mal aliento, podrás estar segura de que tu aliento estará muy fresco.

A todos nos ha tocado alguna vez sufrir las consecuencias del mal aliento: un beso que se esquiva, el ofrecimiento de un chicle en momentos inadecuados, una charla sin que te miren a los ojos… Más allá de la sutileza en la forma en la que te lo hayan hecho notar, la vergüenza es la misma.

¿Cuál es la causa?

Cuando consumes alimentos o bebidas de olores fuertes, al final tu boca despedirá el mismo olor, pero desaparecerá si te cepillas los dientes y te enjuagas la boca. Sin embargo, si el mal aliento persiste incluso después de que limpies tu boca, puede tratarse de halitosis.

Aunque normalmente existen bacterias en la boca, cuando éstas proliferan de manera excesiva pueden causar mal aliento. El mal olor se produce cuando las bacterias digieren los restos de comida que quedan en tu boca, especialmente aquellos que provienen de alimentos ricos en proteínas. También existen otras causas que pueden provocar mal aliento, entre ellas la mala digestión, enfermedades metabólicas, infecciones de la garganta, entre otras.

¿Qué puedo hacer?

Primero debes tomar muy enserio tu higiene bucal. Usa hilo dental diariamente y enjuague bucal por la noche. Asegúrate de llevar una dieta balanceada, que contenga una cantidad adecuada de proteínas. En este sentido, es preferible que las proteínas sean de origen vegetal. Consume mucha fruta y verdura porque esto activa la producción de saliva, que controla la proliferación de bacterias en la boca.

Beber agua también es importante para ayudar a mantener hidratada la boca. Esto también activa la producción de saliva y además limpia la boca de restos de alimentos. También debes evitar algunos hábitos. Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Tel Aviv demostró que el consumo excesivo de alcohol genera halitosis.

Recomendaciones finales

Existen distintos alimentos que por su composición pueden ayudarte a combatir el mal aliento. El yogurt y la leche, por ejemplo, combaten la placa bacteriana de los dientes y, por ser productos probióticos, regularizan el sistema digestivo. Algo similar ocurre con los arándanos, el tomate y las verduras, que promueven la producción de saliva, lo que ayuda a inhibir la proliferación bacteriana.