América Ferrera muestra su fuerza y coraje en la cinta “César Chávez”

La actriz estadounidense y de padres hondureños realiza el personaje de Helen Chávez, esposa del famoso líder campesino

Ferrera señaló que el hacer este personaje "es una manera de inspirar a las nuevas generaciones”.
Ferrera señaló que el hacer este personaje "es una manera de inspirar a las nuevas generaciones”.
Foto: EFE

América Ferrera desde muy niña supo de la existencia del líder campesino César Chávez, pero nunca profundizó demasiado con su historia y mucho menos con la de su esposa Helen.

“Crecí viendo su imagen en los murales, su nombre en la avenida que está en el centro de Los Ángeles, en fotografías pero no conocía su filosofía y me quedé muy sorprendida”, dijo la actriz de 29 años, nacida en este país e hija de padres hondureños.

Ferrera realiza el personaje de Helen Chávez en el largometraje César Chávez, realizado por el actor y director mexicano Diego Luna que narra la biografía del líder campesino que luchó por los derechos laborales de los campesinos durante la década de los 60 y 70 y las primeras luchas por lograr el reconocimiento del Sindicato de Trabajadores del Campo (UFW).

La cinta se estrenará la próxima semana en diversas salas de Estados Unidos y en mayo en México.

La actriz se ha dado a conocer por su rol en cintas tales como “Real Women Have Curves”, pero fue su participación en la exitosa serie de televisión de ABC, Ugly Betty (2006-2010), con el personaje de Beatriz Suarez, la dio a conocer internacionalmente.

El tema del líder campesino parece apasionarle y evidencia orgullo del movimiento de trabajadores del campo, que tuvo un impacto importante a nivel nacional y que fue encabezado por un latino.

Sin embargo, la actriz no cae en clichés ni diferencias raciales.

“Creo que no se debe ver a César Chávez como un icono de los latinos, como tampoco debería considerarse a Martin Luther King como un icono afroamericano, ambos son iconos americanos que lograron cambiar muchas cosas en este país”, expresó.

En este largometraje, Luna destaca en buena medida el apoyo que el líder campesino tuvo de su esposa, y Ferrera logra destacar con fuerza y coraje esa participación.

“Me siento muy agradecida con Diego por haberme permitido trabajar en esta historia”, platicó. “Darle vida a un personaje que mucha gente no sabe o no sabía el rol tan importante que jugó en este movimiento”.

Ferrera -como la mayoría de la gente- no conocía la vida de Helen, tampoco le había visto personalmente. Pero antes de que comenzaran las grabaciones, la conoció en Nuestra Señora Reina de La Paz, en Keene, California donde se encuentra la casa donde vivió el legendario líder y que es ahora considerada una reliquia histórica.

“Aunque no se reconoce mucho, las mujeres asumieron desde entonces un importante rol, eran la mano derecha del hombre. Helen fue una mujer muy fuerte, ella tuvo que quedarse en casa, al cuidado de los hijos y trabajando en el campo, mientras César Chávez se iba a organizar a los campesinos. Fue una mujer que además de apoyo que dio al movimiento, protestó, estuvo en la línea de fuego y fue arrestada. ¡Tuvo una representación genial!”.

Aunque apasionada por el tema y porque sabe que es una gran contribución histórica, a través del cine, para dar a conocer la vida de este líder campesino a las nuevas generaciones, Ferrera sabe que en taquilla la respuesta no será de todos los públicos.

“Es duro decir que esta película no es [para el público] muy general, sería maravilloso que esta historia trascendiera en la audiencia latina y en la audiencia americana, pero sabemos que quizá no será así, pero tengo mucha esperanza en que seamos los latinos quienes la apoyemos”.

Ferrera argumento que llevar a la pantalla los roles de personas que han marcado la historia de este país, y sobre todo la de la lucha campesina, “es una manera de inspirar a las nuevas generaciones”.