Cinco mandamientos de Pep Guardiola en el Bayern

Conoce las claves del éxito del director técnico más triunfador de los últimos tiempos

Cinco mandamientos de Pep Guardiola en el Bayern
Pep Guardiola, timonel del Bayern Munich, es el técnico más triunfador de los últimos tiempos
Foto: EFE / archivo

De Josep Guardiola, el técnico más triunfador de los últimos tiempos, se han escrito muchas notas y libros. La fortuna es que se trata de un héroe contemporáneo que sigue construyendo su historia, cuyos resultados no son extraídos de la nada, sino de principios fundamentales que ilustran su doctrina.

Q+F te expone sus cinco primeros mandamientos.

1. Liderazgo= Éxito.- Guardiola ha tenido que construir su legado desde pedazos. Vale la pena recordar que su inicio en el Barcelona se dio con el equipo filial descendido a tercera división antes de lograr ascenderlo y revigorizar con sus decisiones la cantera Blaugrana que padecía una crisis, luego de acabarse la generación que había dado sus mejores años al campeonísimo dirigido por Johan Cruyff. Pep lo hizo e incluso superó a su maestro. El trabajo concienzudo y sistemático ha sido la clave ahora exportada al fútbol alemán.

2. Variables= Dinámica.- Al igual que lo hacía en el Barcelona, son múltiples las ocasiones en que en el transcurso de un partido: Cambia de dos mediocampistas de apoyo, pivotes, a uno, para un 4-2-1-3 más constante, lo que implica un número importante de rotaciones entre mediapunta, lateral y extremo, que han debido aprender sus jugadores de la escuadra teutona. Sus laterales, Rafinha y Alaba, se desprenden para armar juego, mientras que el capitán Lahm a veces aparece como armador y otras se repliega como líbero. El Bayern de su colega alemán Jupp Heynckes no poseía tantas variantes, siempre apegado a las características nominales de sus jugadores en un estilo muy físico y vertical en su característico e intenso 4-2-3-1, con el que logró la Champions League además de un Triplete.

3. Prudencia= Categoría.- Cuando Pepe llegó al Bayern sabía que no sería fácil por las comparaciones hechas con Heynckes, pero nunca esperó que las críticas pudieran ser vertidas por la máxima figura del club y del futbol alemán de todos los tiempos: Franz Beckenbauer. El Kaiser declaró abiertamente que no le gustaba el estilo del equipo de sus amores, porque le parecía aburrido y eso es lo único que se podría esperar de Guardiola. Al respecto, un sensato timonel español dijo que si así opinaba una leyenda de la institución, tenía razón y no ameritaba ningún comentario, sólo se comprometió a mejorar.

4. Lealtad= Confianza.- El ex presidente del BM, Uli Hoeness, tuvo que dimitir hace algunas semanas, acusado por fraude fiscal por 27.2 millones de euros, es decir, 37.8 millones de dólares en contra del club al que sirvió durante 44 años. Este exdirigente que deberá pasar por este delito cinco años y medio en prisión fue el hombre que hizo el macro esfuerzo para contratar a Guardiola como sucesor de Heynckes, cuando éste decidió marcharse. Al respecto, Pep sólo ha dicho que le guarda un gran cariño y que su sueño es volver a trabajar en el Bayern con Hoeness, de 62 años.

5. Regularidad= Permanencia.- Luego de 25 jornadas en la Bundesliga, el Bayern tiene una cosecha nutrida: Es líder invicto con 71 unidades, para tener una ventaja de 23 sobre su escolta más cercano, Borussia Dortmund, a falta de 27 puntos por disputarse.