Elimina Xolos al Galaxy

Ayoví marca un doblete sobre el once angelino, que queda fuera de la Liga de Campeones de Concacaf

Elimina Xolos al Galaxy
Jaimen Ayoví celebra una de las dos anotaciones marcadas al Galaxy de Los Ángeles en el Estadio Caliente por la Concachampions.
Foto: MEXSPORT

TIJUANA, México.— A uno de los equipos más importante y con más títulos de la MLS todavía le falta mucho para poder espantar a las escuadras de la Liga MX.

El Galaxy de Los Ángeles sufrió ayer su cuarta derrota en seis partidos contra conjuntos mexicanos en su historial dentro de la Liga de Campeones de la Concacaf al caer estrepitosamente por marcador de 4-2 ante Xolos de Tijuana (4-3 en el marcador global).

El conjunto angelino llegó al partido de vuelta de cuartos de final con la ventaja de 1-0 que el miércoles pasado sacó en su estadio, pero en menos de un suspiro su sueño de asistir al Mundial de Clubes se esfumó en el Estadio Caliente.

El verdugo del Galaxy fue el ecuatoriano Jaimen Ayoví.

Cuando todavía no se cumplía el primer minuto de juego, el delantero de Xolos aprovechó una serie de rebotes dentro del área enemiga para lanzar un disparo que terminó dentro de la portería defendida por Jaime Penedo.

Al 9′, Ayoví incrementó la ventaja de su equipo al recibir un largo balonazo que lo llevó a un mano a mano contra el arquero del Galaxy para definir de buena manera.

La segunda anotación de Tijuana desató la cólera del técnico del Galaxy, Bruce Arena, quien increpó al cuerpo arbitral pidiendo se marcara lo que a su consideración era una posición adelantada de Ayovi.

La insubordinación de Arena se extendió a la cancha en donde los jugadores angelinos comenzaron a mostrar frustración y desesperación repartiendo fuertes golpes sobre los Xolos.

No había pasado media hora del partido cuando el inmueble del Boulevard Agua Caliente pasó de ser la perrera más gran de México a una auténtica plaza de toros producto del “¡oooolé!, ¡oooolé!” que se estableció en la tribuna.

Los seguidores del equipo fronterizo le dieron rienda suelta a su emoción cuando al 26′ Darío Benedetto marcó el tercer gol de los Xolos en una descolgada que tomó mal parada a la zaga visitante.

La anotación del argentino provocó el delirio de los 19,333 aficionados que se encontraban en el estadio y que convirtieron la noche tijuanense en un verdadero carnaval bajo las estrellas.

El daño de los Xolos sobre el Galaxy pudo haber sido mayor en el primer tiempo de no haber sido porque el travesaño se atravesó en potentes disparos de Ayoví y Greg Garza.

Recién iniciado el segundo tiempo del partido, al 47′, Robbie Keane recortó la distancia para el equipo de Los Ángeles.

El irlandés de los galáctico volvió a marcar al 85′, pero antes Tijuana había puesto el partido en la congeladora con gol de Richard Ruiz al 83′.

Xolos espera ahora rival, que surgirá hoy del duelo entre Cruz Azul y Kansas City.