Cuidados esenciales para el cabello platinado

Tener una melena platinada perfecta y brillante ya no es exclusivamente para las estrellas.
Cuidados esenciales para el cabello platinado
Con unos cuidados sencillos es posible lucir un rubio sano y hermoso.
Foto: Flickr

Desde Marilyn Monroe, pasando por Jean Harlow y Madonna, hasta la controversial Lady Gaga, una cabellera platinada parece ser sinónimo de belleza, sensualidad y glamour, por lo que no es de extrañar que muchas mujeres decidan llevar este look a toda costa.

El cabello platinado implica someterse a procesos de decoloración y teñido que, de no tomar las precauciones necesarias, podrían arruinar el cabello. Pero que esto no te detenga, pues con unos pocos cuidados podrás lucir un rubio platinado de ensueño.

Cuida tu cabello desde el inicio

Si el tono natural de tu cabello es oscuro, será necesario hacer una decoloración extrema antes de teñirlo para alcanzar el rubio platino. Los decolorantes contienen peróxido y amoniaco, que dilatan la fibra capilar para permitir el barrido del color, por lo que el cabello se debilita. No es un proceso sencillo y debe ser hecho siempre por un estilista profesional para evitar desastres y, de ser posible, en varias sesiones, para dejar que el cabello se recupere.

Después de decolorar, el cabello quedará de un color que puede tender hacia el amarillo o incluso el naranja y debe ser teñido. El estilista profesional tiene los conocimientos de colorimetría para escoger el tono adecuado que permita dejarlo platinado y evitarás tener que volver a teñirlo y maltratar más de lo necesario.

Antes del tinte es imprescindible aplicar un tratamiento capilar para hidratar, y después del tinte, deberás usar un tratamiento de proteínas que reestructure y cierre la cutícula de cada hebra.

Después de teñir

Una vez tengas tu melena platinada es importante que la cuides al máximo. Para ello debes evitar el uso de champú abrasivo, busca aquellos libres de sulfatos, utiliza acondicionadores a base de keratina y lávalo sólo cuando sea necesario.

Puedes usar un champú matizador violeta una vez a la semana para mantener el color, pide recomendación a tu estilista. Asimismo, evita el uso de planchas alisadoras, rizadores, secadores muy calientes y protege tu cabello del agua clorada de las piscinas.

Una vez por semana, aplica una mascarilla. Hay muchas marcas disponibles, pero puedes hacer tratamientos caseros con crema de leche o yogurt natural. Aplícalo en tu cabello húmedo, envuélvelo en un gorro y seca a temperatura media.

Déjalo por dos horas y lava como acostumbres. Como recomiendan los expertos de Schwarzkopf, que nunca te falte un protector contra rayos UV. Si tu cabello está muy maltratado y no quieres cortarlo, puedes optar por un tratamiento reconstructivo de keratina brasileña.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Roschel Wynn 2 por Crysco Photography, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/cryscophotography/8562499087/