Acusan a alcalde de Charlotte de robo y soborno

El funcionario, presuntamente, malversó fondos de programas federales
Acusan a alcalde de Charlotte de robo y soborno
Cannon quedó en libertad tras pagar una fianza.
Foto: Tomada de YouTube / City of Charlotte

CHARLOTTE – El alcalde de Charlotte, Patrick Cannon, fue arrestado hoy por agentes del FBI por supuestas violaciones a las leyes federales y corrupción, según anunció la Fiscalía de Distrito del estado.

La fiscal Anne M. Tompkins, del distrito oeste de Carolina del Norte y el agente especial de la división de Charlotte del FBI, John A. Strong, anunciaron que Cannon ha sido acusado de robo y soborno en relación con programas que reciben fondos federales.

El alcalde, de 47 años y afiliación demócrata, ha quedado en libertad tras pagar una fianza. En caso de que Cannon tenga que dejar la alcaldía temporal o definitivamente, el cargo será ocupado por el vice-alcalde Michael Barnes.

Cannon ganó las elecciones de noviembre de 2013 en votaciones adelantadas para reemplazar al también demócrata Anthony Foxx, actual secretario de transporte.

Según denuncias contenidas en una declaración jurada en apoyo a la acusación penal, el FBI recibió, en 2010, información confiable deque Cannon estaba potencialmente implicado en actividades ilegales asociadas con su cargo de funcionario electo.

El político comenzó su carrera política en enero de 1994 al convertirse en el concejal del Distrito 3 de Charlotte y luego ocupó los cargos de concejal general y vice-alcalde de enero de 2001 a diciembre de 2013.

La declaración alega que durante el curso de la investigación, Cannon presuntamente solicitó y aceptó sobornos de dinero y objetos de valor de agentes encubiertos del FBI, que se hicieron pasar por los desarrolladores e inversionistas de bienes raíces comerciales que deseaban hacer negocios en Charlotte.

Al parecer, el alcalde aceptó $48,000 en efectivo, pasajes aéreos, el pago de habitaciones de hotel y uso de un apartamento.

Asimismo, unos $20,000 fueron entregados a Cannon en su propia oficina por un agente federal encubierto.

Los cargos imputados acarrean sentencias que van de 10 a 50 años de prisión y multas entre $250,000 y un millón y medio de dólares.

El gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory, quien fuera alcalde de Charlotte, de 1995 a diciembre de 2009, manifestó hoy su frustración tras el arresto.

“Estoy triste y enojado a la vez”, afirmó hoy McCrory en una declaración a los medios.

“He conocido a Patrick y su familia por más de 30 años, pero más que nada, mi corazón está roto por la ciudad de Charlotte”, apuntó el gobernador.

“Esta no es la ciudad que conozco, he servido, y adoro. Este supuesto comportamiento es injustificable, y no se puede tolerar”, agregó.