Legisladores aprueban ley contra violencia en los estadios en México

Se prevén penas de seis meses hasta cuatro años de prisión para las personas que participen en riñas deportivas
Legisladores aprueban ley contra violencia en los estadios en México
Las personas que participen en riñas en los estadios podrían alcanzar penas de hasta 4 años de prisión
Foto: Mexsport

México.- El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general, por primera vez en la historia del país, incluir en la Ley General de Cultura Física y Deporte el delito de “violencia en el deporte”.

Con 317 votos a favor, 34 en contra y siete abstenciones, los legisladores avalaron con modificaciones, a través de un adenda, el dictamen que tiene como objetivo prevenir la violencia principalmente en estadios.

El dictamen establece que aquellas personas que participen activamente en riñas deportivas se harán acreedoras a penas de seis meses a cuatro años de cárcel, y multas de 10 a 60 días de salario mínimo vigente.

Luego de que se discutan en el Pleno más de 20 reservas en lo particular, el documento se remitirá al Senado de la República.

Además, prevé sanciones de seis meses a tres años de cárcel a quien ingrese sin autorización a los terrenos de juego y agreda a personas o cause daños materiales.

Establece una pena de prisión de seis meses a dos años a quien lance objetos contundentes que pongan en riesgo la salud o la integridad de las personas.

Precisa multas para cada uno de los casos que se describen, por ejemplo, a quien tire objetos contundentes se le impondrá de cinco a treinta días de salario mínimo; y a quien ingrese al terreno de juego y agreda a personas o cause daños materiales de diez a 40 días.

Se aprobó también, en el Artículo 155, que se realice un padrón de personas sancionadas con suspensión de derecho a asistir a eventos deportivos.

En esa lista quedarán inscritas las personas a quienes se le imponga como sanción la prohibición o suspensión de asistencia a eventos deportivos masivos o con fines de espectáculo.

El padrón formará parte de las bases de datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, pero la información será confidencial y su acceso estará disponible únicamente para las autoridades de la materia.

Al respecto, precisa que no podrán usar ese padrón para otro fin distinto a hacer efectivas las sanciones de prohibición de asistir a eventos deportivos masivos o con fines de espectáculo.

Se incluyeron cuatro artículos transitorios, entre los que destacan dos: uno se refiere a que las legislaturas de los estados y del Distrito Federal, las autoridades municipales y los órganos político administrativos en las demarcaciones territoriales de la capital deberán adecuar sus disposiciones legales a lo previsto en esta reforma en un plazo no mayor a seis meses a partir de que entre en vigor.

El otro artículo es para puntualizar que las comisiones locales de la “Comisión Especial para Violencia en el Deporte” deberán quedar instaladas dentro de los 90 días posteriores a la publicación de las reformas al reglamento.

El debate presentó posiciones encontradas entre los diputados de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM), varios del de la Revolución Democrática (PRD), Nueva Alianza y PAN, con la oposición rotunda del Movimiento Ciudadano (MC) y el Partido del Trabajo (PT).

Los diputados de izquierda coincidieron en argumentar que esa reforma se contraponía con los Códigos penales y locales, ya que la violencia dentro y fuera de estadios está prevista en ellos, incluso con penas de cárcel más severas que alcanzan 20 años o más.

Debido a ello, solicitaron en varias intervenciones que se regresara el dictamen a las comisiones para adecuar bien la legislación.

De igual manera se opusieron y pidieron que se eliminara la disposición de crear una lista de sancionados que quedarán registrados ante el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Sin embargo, sus argumentos no fructificaron contra los de los diputados que posicionaron en pro de la propuesta legislativa, como el diputado priista José Alberto Rodríguez Calderón, quien enfatizó que el objetivo es ir contra los violentos, los vándalos y prevenir la violencia.

El secretario de la Comisión de Justicia dijo que no se deberá de malinterpretar, pues “vamos en principio por la prevención de la violencia en el deporte”.

El legislador recalcó que además se tiene la intención de proponer que se cree un delito específico -violencia en el deporte- “y castigar así a los que deben ser castigados, a los violentos, a los irracionales”.