“No es momento de chicanas”, dice Ramón Díaz

El entrenador de River evitó polémicas antes del superclásico: "el país está diferente; tenemos que estar atentos a lo que se dice", confirmó el equipo para el domingo con Teo entre los titulares
“No es momento de chicanas”, dice Ramón Díaz
Foto: Copyright 2012 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

“Sé que los hinchas de Boca me respetan, porque nosotros también los respetamos a ellos. No es momento de chicanas porque el país está diferente”, fue la frase que eligió Ramón Díaz en la previa del superclásico en la Bombonera para seguir manteniendo su línea de evitar las declaraciones explosivas de otros tiempos.

Luego de ratificar el once inicial con Ramiro Funes Mori y Teófilo Gutiérrez, el técnico riojano además agregó: “Ojalá que no ocurra ningún hecho de violencia por el bien del fútbol, por el bien del fútbol, y que se dispute un gran partido”. Hay presiones para los dos equipos. Nosotros confiamos plenamente en cómo están los jugadores y el equipo”.

El único momento de ironías en la conferencia de prensa fue cuando le preguntaron por el cruce de declaraciones entre Emmanuel Gigliotti y Fernando Cavenaghi cuando el DT respaldó al Torito: “Tiene mucha historia en el club y le ha dado muchas cosas a River. Ojalá los otros ganen lo que él ganó”.

Con respecto al planteo para ir a jugar el domingo a la Bombonera y lograr un triunfo que se le niega desde el Clausura 2004, Ramón enfatizó: “”El equipo tiene la característica para ser ofensivo; los jugadores saben de la importancia del partido. Va a ser un partido muy táctico. El que sea más disciplinado y cometa menos errores va a llevarse los tres puntos”.

“Mi mentalidad es ir a atacar. Es mi estilo, sé lo que le gusta a la gente de River. “Estoy orgulloso de dirigir a este club. Conocemos el ambiente, la gente, la mentalidad y las exigencias. El resultado es muy importante porque estamos a cuatro puntos. Tenemos muy bien al equipo”, completó su análisis.

En relación al equipo le brindó un fuerte respaldo a Teo, lamentó la ausencia de Vangioni y explicó la situación de Ponzio : “Teo salió por una lesión y tengo mucho respeto por ello, él venía jugando. Es un jugador a nivel internacional y nunca dudé que fuera el titular. Esperamos que tenga un gran partido, de un jugador que ya sabe lo que significa hacerle un gol a Boca”.

“Los dos equipos están poniendo lo mejor. La única ausencia importante es la de Vangioni, que es uno de los mejores laterales del fútbol argentino. Ponzio se está entrenando muy bien, pero sabe que hay momentos y circunstancias; considero que era él o Kranevitter “, añadió.

Un último párrafo le dedicó a Carlos Bianchi con un tono cómplice y de mutuo respeto: “Tenemos la suerte de dirigir los dos equipos mas grandes del país, tenemos que estar orgullosos. Estamos dónde queremos”.