Una combinación sensacional

Julieta Venegas y Los Amigos Invisibles dieron un gran concierto en LA
Una combinación sensacional
Foto: Especial para La Opinión - William Camargo

Fueron una combinación musical sensacional, pero con públicos muy separados.

La cantante e instrumentista de origen mexicano Julieta Venegas y la banda venezolana Los Amigos Invisibles se presentaron la noche del jueves en lo que fue el sexto concierto de la gira Jack Sala Siete, como llamaron al recorrido por siete ciudades de este país donde se presentaron los músicos. La gira concluía anoche en San Diego.

El adjetivo de “sensacional” es porque, sin duda, tanto Venegas como Los Amigos Invisibles ofrecieron un gran concierto en el tiempo que correspondía a cada uno. Buenas interpretaciones y excelentes músicos.

Pero quedó claro que gran parte de los asistentes acudieron a The Fonda Theatre para a aplaudir a la “tijuanense” (aunque Julieta nació en este país).

El lugar estaba lleno y hasta poco antes de las 10:00 p.m., el público estaba ansioso por escuchar a la autora del exitoso álbum .

Venegas enfocó su presentación en las canciones de su sexta producción de estudio Los momentos, sin olvidar los temas de sus inicios musicales.

Abrió su presentación con Hoy, el tema que escribió para su hija Simona, para luego dar paso a Bien o mal, del disco Otra cosa.

Eso puso de manifiesto cómo Venegas mezclaría el restro de su repertorio. Hizo un repaso por algunas canciones de su reciente disco y un repaso de los anteriores.

Durante la hora —exacta— de su presentación, intercambió además instrumentos.

Julieta Venegas pasaba del acordeón a la guitarra y luego al piano.

Aunque con un show sombrío, sin adornos, ni pantallas, Venegas supo cómo darle un aire fresco a sus presentaciones.

Todos los temas tenían nuevos arreglos. Es ahí donde radica lo sensacional de ella. Se pudo escuchar como las letras de Tiempo suficiente, Lento, Eres para mí o Los momentos retomaban un aire nuevo.

Venegas no es de las que hablan demasiado, ni interactúan tanto con el público, pero sin embargo logran un contacto sólo a través de la música.

Luego vino uno de los temas más alabado por el público, Me voy.

Antes de su última participación, agradeció a los asistentes.

“Gracias por estar aquí”, dijo. “Ha sido una gira muy divertida, gracias por el esfuerzo de estar aquí y no nos decimos adiós”.

Julieta Venegas marcó el final con El presente.

Aunque el público pidió más, ella no regresó al escenario y en ese momento gran parte de los asistentes, que tenían aglomerada la pista, se fueron.

Y entonces llegaron los seguidores de Los Amigos Invisibles, que aunque no colmaron el lugar, tuvieron una presencia muy emotiva, porque llegaron ondeando banderas venezolanas.

Sus compatriotas, Los Amigos Invisibles, no defraudaron para nada y también intercalaron sus éxitos anteriores con Repeat After Me.