Regala vida

La importancia de donar o preservar el cordón umbilical del recién nacido

Las células madres de la sangre extraída del cordón umbilical del reién nacido salvan vidas.
Las células madres de la sangre extraída del cordón umbilical del reién nacido salvan vidas.
Foto: Shutterstock

Los Angeles — Cuando a Lana Reyes su obstetra le dijo que podía donar el cordón umbilical de su primogénito, no lo dudo ni pensó dos veces. De inmediato preguntó: “¿Y qué hay que hacer ?”.

“Fue un proceso fácil”, cuenta la madre de 25 años, de origen mexicano y residente de Mission Hills. “Solo tuvimos que llenar unos formularios en el mismo hospital”.

Lana y su esposo decidieron donación “porque hay muchos niños que necesitan una segunda oportunidad de vida, y no saabemos si él mismo lo va a necesitar en el futuro para vencer alguna enfermedad”, expresa Lana.

El preservar la sangre del cordón umbilical del recién nacido cobra importancia en estos días modernos, donde las investigaciones médicas están demostrando que las células madres extraídas de la sangre de este cordón son poderosas y regalan vida.

“En la actualidad hay cerca de 80 enfermedades que pueden ser tratadas con trasplantes de células madre , la mayoría son tipos de cánceres de la sangre como la leucemia”, explica la obstetra y ginecóloga Chasity Jennings-Nuñez, del White Memorial Medical Center, en Los Ángeles.

La sangre del cordón umbilical se recoge inmediatamente después de que el bebé nace, una vez que éste ha sido pinzado y cortado.

Tal como dijo Lana, el trámite para donar la sangre del cordón umbilical no es complicado. Sólo se necesita el consentimiento de los padres y el programa público de investigación y recolección del preciado cordón —que trabaja con ciertas clínicas u hospitales— se encarga de todo.

“E l servicio es similar al programa de sangre de la Cruz Roja o del registro nacional de la médula ósea para personas que necesitan de este tipo de trasplante”, explica la especialista. “Este tipo de programa es gratuito y la sangre del cordón está disponible en futuro para el bebé donante y para cualquier persona que necesite una transfusión de células madre”.

También están los bancos privados de sangre que ofrecen servicios de recolección y preservación. De seleccionar uno de éstos, los padres tienen que hacer los trámites directamente con la organización que opera el banco.

“La mayoría de las compañías privadas cobran entre 1,700 a 2, 000 dólares inicialmente por el primer año y luego alrededor de 125 a 200 dólares anuales por el servicio de preservar la sangre”, explica la galena. “Y la mayoría de los obstetras y los hospitales no cobran por recoger la sangre en el momento de la entrega”.