5 ALIMENTOS SALUDABLES DURANTE EL EMBARAZO

Esta semana estoy exactamente a la mitad de mi segundo embarazo. Ahora que mi abdomen se está expandiendo y parece como cargo una pelota de voleiboll, las preguntas sobre mi embarazo son inevitables.

Las principales preguntas son cómo me siento y qué estoy comiendo. En general me siento bien por las mañanas y con energía baja por las tardes. Y ¿qué estoy comiendo? Frutas, vegetales, todo tipo de frijoles y alverjas, y por supuesto tofu.

Me da hambre sin parar cada dos horas. Parece como si tengo un reloj en la panza. Si no como el estómago me ruje y si lo ignoro me dan náuseas.

Como me gusta sentirme bien todo el tiempo, trato de comer constantemente alimentos que no sólo me quiten el hambre, sino que nutran a mi pequeño.

Los alimentos más frecuentes en mi dieta son:

1. Tomates. Son ricos en vitaminas A, C y K, tiene folato y potasio. También tiene tiamina, vitamina B6, magnesio, fósforo y cobre. En pocas palabras tiene muchos de los elementos necesarios que el bebé necesita para formarse adecuadamente.

2. Papas. Muchas personas hablan mal de las papas y la ven como si no es alimento. En realidad, las papas, principalmente horneadas tienen un 3% de proteínas, un 31% de vitamina B6 (para el cerebro), 26% de potasio, 22% de cobre, 15% de fibra y de vitamina B3. A mí me gusta comerla con una cucharadita de mayonesa vegetariana o elaborada con aceite de oliva.

3. Pepinos. Son excelentes para el apetito que me da alrededor de las 4 de la tarde. Es bajo en grasas, calorías y me ayuda a mantenerme hidratada. Tiene vitaminas K, B1 y C.

4. Tofu. Es rico en aminoácidos (proteínas), tiene fibra y a mí me gusta sofrito con aceita de oliva y brócoli.

5. Brócoli. Este súper alimento es rico en una gran cantidad de vitaminas y minerales, tiene fibra, es delicioso y ayuda a la digestión.

Si usted está embarazada o su esposa, me gustaría saber qué les gusta comer y cuáles son los antojos más frecuentes. Hasta la fecha he tenido antojos de sandía, pupusas de frijoles y mango verde con alguashte.

Recuerde lo que decía el padre de la medicina, Hipócrates: “Que tu comida sea tu medicina”.