Ansioso Carlitos Colón por su entrada al Salón de la Fama

A sus 65 años, este sábado será exaltado "el acróbata de Puerto Rico"
Ansioso Carlitos Colón por su entrada al Salón de la Fama
Carlitos Colón es adorado por varias generaciones en Puerto Rico.
Foto: YouTube

San Juan – El veterano Carlos Colón, considerado el mejor luchador en la historia de Puerto Rico, asegura estar “deseoso” de entrar oficialmente en el Salón de la Fama de la Lucha Libre, algo que ocurrirá este sábado, 5 de abril, tras casi medio siglo de carrera.

“Estoy deseoso de que llegue ese momento y de representar a nuestra patria allá. Es lo máximo y el sueño de cada atleta“, reconoció en una entrevista con Efe el conocido como “el acróbata de Puerto Rico” y toda una leyenda en su isla natal.

Es consciente de que la incorporación al salón de la fama de la WWE, la mayor compañía mundial de lucha libre, “es un logro que muy pocos hemos podido realizar” y por el que “uno debe sentirse orgulloso y honrado”.

A sus 65 años, Colón será exaltado este sábado en el Smoothie King Center de Nueva Orleans junto con los legendarios luchadores Ultimate Warrior, Jake “The Snake” Roberts, Mr. T, Scott Hall, Lita y el manejador Paul Bearer.

Carlitos Colón, como se suelen referir también a él sus compatriotas, será el segundo luchador nacido en Puerto Rico en pertenecer al Salón de la Fama de la WWE, junto con Pedro Morales, exaltado en 1995, aunque éste último desarrolló su carrera fuera de la isla.

De este mismo club es también Johnny Rodríguez, perteneciente a la clase de 1996, un luchador nacido en Nueva York de padres puertorriqueños.

Nacido en Santa Isabel, municipio al sur de Puerto Rico, Colón emigró junto a sus padres y hermanos a Nueva York, donde se interesó por la lucha libre a través del luchador Miguel Pérez padre y de Antonino Rocca, entre otras grandes estrellas de un deporte que el propio homenajeado describe como “entretenimiento deportivo”.

Colón, padre de los también luchadores Carlito y Eddie Colón, debutó como profesional a sus 17 años en Springfield, en el estado de Massachusetts, ante Bobo Brasil.

Tras vivir en EE.UU., Colón regresó a Puerto Rico en 1973 y junto al también exluchador Víctor Jovica, fundaron del World Wrestling Council, originalmente conocido como la Capitol Sports Promotions.

Desde ese momento, Colón se convirtió en la máxima figura de la lucha libre en Puerto Rico. Era idolatrado por personas de todas las edades por ser “del bando bueno”, de jovial personalidad y por su famosa llave “figura cuatro”, que hacía amarrando las piernas del rival con las suyas hasta que éste se rendía.

Colón, a quien se le han dedicado creaciones artísticas y letras de canciones en su isla natal, dijo durante su conversación con Efe que a lo largo de su carrera ha participado en más de cinco mil combates.

A lo largo de su carrera ganó 26 veces el campeonato universal, el máximo galardón de la lucha libre en la isla caribeña y disputó en varias ocasiones con algunos de los luchadores más grandes de la historia de este deporte, entre ellos Abdullah The Butcher.

El boricua describe a Abdullah The Butcher como su “archirival” y su “contrincante deluxe” (de lujo), con quien protagonizó algunas de las batallas más sangrientas de la historia de este deporte, de gran arraigo entre el público puertorriqueño.

Abdullah, quien entró al Salón de la Fama de la WWE en 2011, y Colón lograron además reunir en una ocasión a 37,000 personas en el estadio Hiram Bithorn de San Juan para verlos enfrentarse.

“Hace varios días, Abdullah y yo hablamos y me felicitó (por mi exaltación). Me dijo que hacía tiempo yo tenía que estar en el Salón de la Fama, y finalmente, lo logré”, afirma satisfecho Colón.

Algunas otras históricas batallas que tuvo Colón en su carrera fueron ante Ric Flair, The Iron Sheik, Huracán Castillo hijo, Rey González, Chicky Starr, El Invader 1, Hércules Ayala, TNT o “Sadistic” Steve Strong, entre otros.

La popularidad de Colón en Puerto Rico se puede comparar con la de estrellas del deporte puertorriqueño como el boxeador Félix “Tito” Trinidad y el fenecido pelotero Roberto Clemente.

Para describir este deporte Colón echa mano del también exluchador y ahora comentarista Hugo Savinovich, quien en su día dijo que la lucha libre es “el deporte de las mil emociones”, que atrae a niños y ancianos.

El luchador boricua se unirá el sábado a los más de 100 miembros de este Salón de la Fama que se han ido incorporando desde que en 1993 abrió sus puertas, tras la muerte del legendario luchador André The Giant.

En la ceremonia de exaltación, Colón será presentado por su hijo Eddie Colón y su sobrino Orlando Colón, quienes actualmente forman parte del elenco de la WWE bajo el nombre de Los Matadores, así como por su hijo mayor, Carlito, exsuperestrella de la misma compañía.

“Lo más importante es el compartir con la fanaticada el respaldo que le dan a uno. Eso es un sentimiento que no se puede describir”, resalta Colón conmovido.