Cuestionan el fin de los Caballeros Templarios tras muerte de líder

Analistas exponen qué puede suceder con los Caballeros Templarios tras confirmarse la muerte de Enrique “Kike Plancarte”

Guía de Regalos

Cuestionan el fin de los Caballeros Templarios tras muerte de líder
EL comisionado nacional de seguridad, Monte Alejandro Rubido García, aseguró que la identidad del presunto líder criminal, Enrique Plancarte está plenamente confirmada.
Foto: Notimex

MÉXICO.- La muerte de Enrique “Kike Plancarte”, uno de los últimos líderes de los Caballeros Templarios prófugo, podría ser el comienzo del fin de la organización criminal si el gobierno logra romper toda la estructura, castigar a las autoridades y políticos que los cobijaron e impedir que otros delincuentes tomen su lugar.

De otro modo, coinciden analistas, cuando el gobierno retire a las Fuerzas de Seguridad, la impunidad y la debilidad del Estado volverá a ser evidente.

“La joya de la corona de los líderes templarios es la caída de ‘La Tuta’ (Servando Gómez) porque ha sido mediáticamente una de las caras más visibles de la organización, pero la ruptura del comando no significa mucho si se toma en cuenta que hay una base operativa muy fuerte”, advirtió Gerardo Rodríguez, del Colectivo de Análisis con Seguridad y Democracia.

De acuerdo con este experto en temas de seguridad y terrorismo, los Caballeros Templarios lograron aliarse con terratenientes que controlan grandes territorios y tienen facilidad para replegarse mientras el ejército, la Policía Federal y la Marina se encuentren presentes.

“Es probable que el incremento de la violencia reciente en el Estado de México (donde se agudizaron las extorsiones y secuestros) esté relacionada con la expansión de estos grupos criminales”.

El pasado lunes, la Secretaría de Gobernación informó que averiguaban la identidad de Plancarte, líder espiritual de la organización, que presuntamente fue abatido por elementos de la Marina.

El Comisionado Nacional de Seguridad de México dijo hoy que los resultados de las pruebas periciales permiten confirmar hoy que la persona abatida es Enrique Plancarte Solís, líder financiero de Los Caballeros Templarios, quien fue abatido por elementos de la Secretaría de Marina ayer en el municipio de Colón, estado de Querétaro, en México.

Para Felipe González, ex subsecretario de Gobernación, la “pulverización” del cártel no significa el fin de una actividad criminal, al contrario, precisa, en cualquier momento desplazarse o ser sustituidos por otra organización mientras prevalezca una estructura política y judicial débil sometida a plata o fuego.

“Tenemos que lograr tener un cuerpo policíaco, político y de justicia honesto, ese debe ser el siguiente paso: tener un modelo digno”.

González, ex senador de la República que presidió la Comisión de Seguridad en el sexenio de Felipe Calderón, considera que, si bien los grupos de autodefensa sirvieron para la captura de los líderes y recuperación de territorios, no deben funcionar como policías sino como “coadyuvantes” para romper el resto de la estructura.

Falta por desmantelar a las células de secuestradores, a los asesinos a sueldo, y las autoridades que por omisión, negligencia o corrupción llevaron a varios municipios del estado a ser ingobernables.

José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal documentó en un análisis sobre los municipios del país que al menos 82 de las 113 provincias michoacanas tenían características de “Estados Fallidos”.

“Nuestro último reporte documenta que, tras la intervención del gobierno federal y la aparición de los grupos de autodefensa la situación mejoró, pero aún quedan 24 por recuperar”.