Piden pena capital en Florida a acusado de matar a familia boricua

Las autoridades de Volusia no han podido encontrar los cuerpos de la víctimas, Yessenia Suárez, y sus hijos, Thalia y Michael Otto, desaparecidos desde octubre pasado
Piden pena capital en Florida a acusado de matar a familia boricua
Contra Luis Toledo pesan dos cargos de asesinato en primer grado por la muerte de su esposa y los hijos de ésta.
Foto: Tomado del video / WESH 2

MIAMI – La fiscalía de Florida pedirá la pena de muerte para Luis Toledo, residente en el condado de Volusia, en la costa noreste del estado, acusado de matar a su mujer y sus dos hijos.

La fiscal estatal R. J. Larizza informó a la oficina del secretario del tribunal del citado condado que esta institución tiene la intención de solicitar la pena máxima contra Toledo, de 32 años, según recogió hoy el diario Orlando Sentinel.

Sobre el hispano pesan dos cargos de asesinato en primer grado por la muerte de Thalia y Michael Otto, de 9 y 8, y un cargo de asesinato en segundo grado por el asesinato de su mujer, Yessenia Suárez, de 28.

Las autoridades no han podido todavía encontrar los cuerpos de la víctimas, desaparecidas desde octubre pasado y que, según las autoridades, están muertas.

Los detectives de la oficina del alguacil de Volusia que investigan el caso sostienen que Toledo admitió haber golpeado mortalmente a su esposa durante una discusión y, posteriormente, asesinado a los niños.

Según los documentos de la fiscalía, Toledo abofeteó a su esposa en el centro de trabajo de esta en octubre pasado porque pensaba que la mujer le era infiel. Ese mismo día, más tarde, ella le envió un mensaje de texto en el que le amenazó con solicitar una orden de alejamiento y divorciarse de él.

Al día siguiente, la madre de Suárez se puso en contacto con la policía del condado porque estaba preocupada por su hija, al no lograr comunicarse con ella.

A finales de octubre pasado, Toledo intentó suicidarse en la cárcel golpeando su cabeza contra un espejo del baño de la prisión y luego utilizando un cristal desprendido para cortarse.

El reo está preso sin derecho a fianza.