Promueve el ejercicio y la buena alimentación

Promueve el ejercicio y la buena alimentación
Foto: Especial para La Opinión - Israel Anguiano

Desde que llegó a Estados Unidos con 18 años procedente de México —donde creció en un familia grande de once—, Carmen Melgoza se propuso aprovechar todas las oportunidades que ofrece este país. Primero las educativas, como le inculcó su padre. Así, aprendió rápido inglés “en la escuela y viendo la televisión”. Después, se apremió para tener estudios superiores: graduarse en contabilidad, en administración de empresas, hacer un internado para el Departamento de Defensa y Salud. Y, de última, se lanzó al mercado laboral de tiempo completo. “Empecé de contadora en una agencia de contabilidad, haciendo impuestos y auditorías”, explica.

Una nueva pasión, sin embargo, le hace repensar su futuro a medio plazo como buena soñadora que dice ser. Melgoza se siente “contadora de día y fitness coach de noche”, dice entre risas.

Todo empezó por 40 libras de más. “Estaba gordita y eso estaba afectando mi autoestima; decidí pasar a la acción para sentirme segura de mi misma, empecé a hacer ejercicio y comer saludable”, relata.

Su determinación le llevó a investigar sobre alimentación, a la vez que la gente le mostraba interés por saber qué estaba haciendo. “Decidí compartir lo que estaba aprendiendo a través de mi blog. Y como vi que no había información fácil de leer y simple de entender en español, decidí hacerlo en este idioma”, apunta. Antes había compartido sus hábitos de comida saludable a través de Facebook.

En su opinión en el mercado hispano “falta información para comer saludable” y ella quiere suplir esa carencia porque cree necesario ayudar y motivar a aquellos que quieren cuidarse. “Perder peso no es sólo dieta, es aprender a comer y hacer recetas típicas con ingredientes saludables”.

Por este canal virtual, Melgoza ha encontrado un camino para ayudar a las demás no sólo físicamente.

La contadora también se afana en contar su historia sobre cómo ella aprovechó las oportunidades que ofrece este país. “Siempre trato de enseñar a otros latinos que si yo pude ellos también, aunque suene a cliché”, subraya.

Apasionada por el ejercicio, el pasado octubre corrió el maratón de San Francisco.

Su nueva meta es seguir practicando para calificar en el de Nueva York y Boston, y un día trabajar a tiempo completo como bloguera y entrenadora de la salud.