Uno de cada 10 mexicanos tiene un negocio en EEUU

Lo anterior es muestra del crecimiento del empresariado latino en el país, según un estudio
Uno de cada 10 mexicanos tiene un negocio en EEUU
En El Barrio, en Manhattan, buena parte de los negocios son de empresarios latinos.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

NUEVA YORK — La mexicana Rosa Macías se estableció con su esposo Venancio en El Paso, Texas, en 1990, donde pusieron en marcha un humilde negocio de venta de muebles. Luego se trasladaron a Phoenix, Arizona. Allí, con la ayuda de un familiar establecieron los cimientos de un negocio que hoy es Del Sol Group, una compañía que emplea a 70 personas y factura $6 millones.

Del Sol Group es uno de los muchos ejemplos de la fortaleza de un empresariado latino que está creciendo exponencialmente en EEUU y contribuyendo decisivamente a su economía.

Así lo constatan The Partnership for a New American Economy, un grupo que aúna políticos que claman por una reforma migratoria, y Latino Donor Collaborative. Ambas organizaciones publicaron un estudio que muestra que mientras la población hispana en el país se ha duplicado, el número de emprendedores entre ellos se ha triplicado desde 1990 hasta 2012 para pasar de los 577,000 hasta los dos millones.

Los inmigrantes han jugado un papel crucial en este crecimiento y, en ese mismo periodo, éstos han sido los responsables de la gran mayoría de los proyectos empresariales. En este sentido, es notable la contribución de la dinámica comunidad mexicana muy inclinada al autoempleo. Según este estudio, más de uno de cada 10 inmigrantes mexicanos tenía en marcha una empresa en 2012.

Las cifras muestran que los latinos tienen un importante espíritu empresarial pese a los frecuentes problemas de idioma o cambios culturales además de la casi crónica falta de financiación para los pequeños negocios. Todas estas barreras tuvo que superar Rosaura Reynoso, una dominicana que, hace un año, abrió una salón en Nueva York, gracias a su determinación pero también a la ayuda de organizaciones como la sección latina del Small Business Development Center (Ole). Eduardo González, que creó Ferragon Corporation, en Cleveland (Ohio), comenzó con ahorros propios su siderúrgica. Este empresario, nacido en Cuba, emplea ahora a 30 personas y factura $50 millones.

Algunos trabajan para tratar de solventar los obstáculos. Es el caso de Manos, un acelerador empresarial para latinos con el que se quiere apoyar a proyectos de alta tecnología que aún no están logrando la atención de inversores privados, necesaria para crecer.

Pero pese a que el camino para concretar el proyecto empresarial es más duro, esto no ha impedido que el número de emprendedores dentro de la comunidad latina haya crecido a un ritmo 10 veces mayor que en el conjunto de la población estadounidense. Más aún, si en 2012 el 10% de la población total eran emprendedores empresariales, entre los latinos este porcentaje era del 11.7%.

Con este crecimiento, la contribución a la economía de EEUU es fundamental. ¿Un ejemplo que lo ilustra? Los hispanos siguieron creando negocios incluso durante la reciente recesión. De no haberlo hecho, habría habido medio millón de desempleados más en 2010.

Conozca a algunos empresarios en Así Somos www.eldiariony.com