Ahora a descubrir NY

Esta noche debuta el veterano Bartolo Colón con los Mets en medio de una gran expectativa
Ahora a descubrir NY
El rejuvenecido Bartolo Colón espera continuar con su dominio en su segunda etapa en las Grandes Ligas.
Foto: GETTY IMAGES

NUEVA YORK.— Los Mets tendrán esta noche una oportunidad de reparar lo estropeado el día inaugural ante los Nacionales de Washington, y esa responsabilidad estará en el brazo del veterano Bartolo Colón.

A punto de cumplir los 42 años de edad, el serpentinero dominicano debutará con la franela de los Mets, quienes lo firmaron por dos años al son de 20 millones de dólares.

El duelo de esta noche se antoja interesante. Colón se medirá al as Gio González, quien es casi 14 años menor. También tiene algo de interesante.

Los Atléticos de Oakland dejaron ir a González a la capital del país y su lugar lo ocupó, de cierta manera, Colón.

Mucho pasó durante esos dos años. Gio se convirtió en pieza sólida dentro de una rotación que hace a los Nacionales contendientes, mientras que Colón reconstruyó su carrera.

El originario de Puerto Plata, República Dominicana, tuvo dos años de ensueño que fueron empañados por una suspensión de 50 juegos en 2012 al salir positivo en testosterona en una prueba antidopaje.

La temporada pasada dejó eso detrás y tuvo un mejor año al ganar 18 y perder seis.

Además fue convocado al que fue su segundo viaje al Juego de Estrellas, precisamente en la casa de los Mets.

Ahora Colón vuelve para ser el segundo brazo del equipo y llenar de alguna manera el hueco que dejó Matt Harvey tras someterse a la cirugía de “Tommy John”.

La llegada de Colón también se puede explicar así: El veterano ya no tiene una recta que sobrepase las 90 millas por hora, por lo que mantiene sus lanzamientos alejados de los bateadores a los que enfrenta.

Por eso dejar el Oeste de la Americana fue ideal, además de los 20 millones, claro. En el Este de la Nacional no hay tanta artillería que cause destrozos y el juego se basa más en brazos y pelota pequeña.

Por último, el Citi Field, con sus grandes y profundas praderas, es una casa más cómoda para un brazo en decadencia como el de Colón.

Los Mets no se vieron mal a pesar de que dejaron ir el partido inicial ante el equipo de la capital de los Estados Unidos.

El que quedó a deber fue Curtis Granderson, quien se fue 0-5, incluyendo el ponche con el terminó el partido.

Otra mala noticia, además de la derrota, fue la baja del cerrador principal este año, Bobby Parnell.

El equipo informó que las pruebas médicas mostraron un desgarre parcial del ligamento medio cubital del codo.

Esta lesión podría requerir cirugía de “Tommy John” y quedar fuera de la temporada.