Dan ultimátum a republicanos para votar reforma migratoria

El congresista Luis Gutiérrez advirtió que si para el 4 de julio no han votado, el presidente Obama puede tomar acciones
Dan ultimátum a republicanos para votar reforma migratoria
Luis Gutiérrez dijo que los republicanos están perdiendo la oportunidad de defender la justicia.
Foto: Getty

Washington – El representante demócrata de Illinois Luis Gutiérrez advirtió ese miércoles a los republicanos de la Cámara de Representantes que solo restan 34 días legislativos antes del parón del 4 de julio para votar un texto sobre la reforma migratoria, y si no ocurre antes de esa fecha el presidente Barack Obama tomará cartas en el asunto.

Ante sus compañeros de la Cámara de Representantes, Gutiérrez insistió en que Obama puede “tomar la iniciativa y actuar dentro de las facultades legales que tiene bajo la ley actual”, con el objetivo de “mantener las familias unidas” y evitar las deportaciones.

“He hablado con los republicanos y ellos saben la verdad: Si los republicanos no trabajan con los demócratas y someten a voto una ley de inmigración, están perdiendo la oportunidad de defender la justicia, el sentido de la paz y la justicia para los inmigrantes hasta después de las elecciones presidenciales de 2016″, reiteró.

“Eso significa que los republicanos irán a la cabeza en las elecciones presidenciales de 2016 como el partido que bloqueó la reforma migratoria que finalmente habría traído justicia a las comunidades de inmigrantes”, agregó el representante demócrata.

Gutiérrez insistió en que Obama no se presentó a la presidencia “para deportar a dos millones de personas y poner a miles de niños estadounidenses en refugios”.

“Tiene el corazón roto por el dolor que causan las deportaciones. ¿Creen que va a quedarse sentado y no hacer nada sólo porque ustedes no están haciendo nada?”, reiteró.

Los republicanos de la Cámara de Representantes continúan sin someter a voto un texto que contemple una reforma migratoria para el país, pese a que el junio pasado el Senado aprobó un texto consensuado de manera bipartidista.

El Presidente prometió “arreglar el sistema roto de la inmigración” estadounidense antes de llegar a la Casa Blanca, pero los conservadores se oponen a su postura, y han amenazado con demandarlo o solicitar una moción de censura si continúa utilizando su poder ejecutivo para tomar medidas en el asunto a través de decretos.

“Los republicanos amenazan con demandas e incluso con la moción de censura si el presidente actúa para salvar a las familias estadounidenses que se rompen por las deportaciones”, dijo Gutiérrez. “Pero este presidente actuará incluso si ustedes se niega a actuar”, aseguró.

Muchos analistas consideran que si no se somete a voto la reforma migratoria antes de julio, las posibilidades de lograrla se consumirán con la llegada de la campaña electoral para las legislativas de noviembre y las posteriores primarias de cara a las elecciones presidenciales de 2016.

?>