Definirán en juego de vuelta

Duelo del Barcelona y Atlético deja un partido de alto voltaje y dos lesionados
Definirán en juego de vuelta
Gerard Piqué yace en el césped luego de lastimarse la cadera en el duelo entre culés y 'colchoneros en la Liga de Campeones.
Foto: MEXSPORT

BARCELONA (NTX).— Con una gran actuación de Andrés Iniesta, el Barcelona rescató ayer el empate 1-1 en el Camp Nou, donde el portero Thibaut Courtois evitó la derrota del Atlético de Madrid.

“Siguiendo este camino hay muchas posibilidades de éxito. Me llena de orgullo la forma de jugar que ha tenido el Barça. Unas veces lo hizo mejor y otras no tanto”, expresó “Tata” Martino.

En la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, Diego Ribas se encargó de adelantar a los suyos al 56′, en tanto que Neymar estableció la igualada al 71′, ahora todo se decidirá en el Vicente Calderón el 9 de abril cuando se juegue la vuelta.

Pese a jugar en patio ajeno, el “Atleti” se mostró contundente desde los primeros minutos; Diego Costa y David Villa encabezaron el ataque y se convirtieron en un dolor de cabeza para los anfitriones, que tardaron más de 15 minutos en lograr su primer acercamiento.

Para ese entonces, ya habían perdido a su central Gerad Piqué (al 12′), quien se retiró lesionado tras una mala caída; sin embargo, poco a poco pudieron hacerse del balón, y para la media hora fueron ahora los “Colchoneros” los que perdieron a un jugador importante, Costa, que salió con dolencias musculares.

“Guaje” Villa se echó el equipo a hombros, se quedó como único delantero, aunque falló una y otra vez.

En tanto, el “cerebro” Andrés Iniesta se encargó de guiar a los blaugranas, movió el balón a placer y comandó tanto a la defensa como a la delantera.

Si bien se disfrutaba de un partido intenso, ninguno logró abrir el marcador y debieron marcharse al descanso con el 0-0.

Para el complemento, nuevamente los visitantes salieron mejor a la cancha y para el 56′ Diego sorprendió a la zaga y a José Manuel Pinto con potente disparo desde fuera del área que enmudeció el estadio, ya que significaba el 1-0 a favor de los rojiblancos.

Con la ventaja, el “Atleti” se puso cómodo y dominó a placer, y ante la nula respuesta de los culés, el entrenador Gerardo Martino se arriesgó y le dio ingreso al chileno Alexis Sánchez por Cesc Fábregas.

La estrategia funcionó, Iniesta se puso nuevamente cómodo y empezó a repartir pases a todos sus compañeros.

Una exquisita asistencia de Iniesta, un perfecto desmarque de Neymar y un remate cruzado para dar el empate al equipo en el 71′.

El públicose encendió y empujó a al Barcelona en busca del segundo tanto, el cual evitó el arquero belga Thibaut Courtois, quien hizo gala de sus reflejos una y otra vez para impedir que el marcador se moviera.