Inmigración ilegal deja de ser delito en Italia

La Cámara de los diputados aprobó un proyecto de ley que, entre otras reformas, elimina el controvertido delito de inmigración ilegal que introdujo el gobierno de Berlusconi
Inmigración ilegal deja de ser delito en Italia
El pasado octubre naufragó una embarcación que dejó más de 300 inmigrantes indocumenados muertos.
Foto: EFE

Roma.- La Cámara de los diputados de Italia aprobó este miércoles definitivamente un proyecto de ley que, entre otras reformas, elimina el controvertido delito de inmigración ilegal que introdujo el Gobierno del conservador Silvio Berlusconi en 2009.

El texto, en el que se introducen penas alternativas a la de reclusión para evitar los problemas de superpoblación en las cárceles, fue aprobado por 332 votos a favor, 104 en contra y 22 abstenciones.

Además de estos cambios en las sanciones, la importancia de esta aprobación radica en la eliminación del delito de inmigración ilegal, multado con entre $6,800 y $13,700 y acompañado de un proceso judicial rápido para la expulsión.

La ley, que introducía otra serie de medidas sobre seguridad, fue promulgada en 2009 por el gobierno de Berlusconi, quien tenía como principal aliado en la coalición gubernamental a la formación xenófoba Liga Norte, principal promotora de la tipificación de la inmigración ilegal como delito.

Durante estos años, la ley había sido muy criticada por su dureza y por inaplicable en la práctica ya que la sanción pecuniaria era, de hecho, imposible de afrontar para cualquier inmigrante.

El debate en Italia sobre esta ley se reabrió el pasado octubre, después del naufragio frente a la isla siciliana de Lampedusa y en el que perdieron la vida más de 360 inmigrantes.

El expresidente del gobierno italiano, Enrico Letta, anunció, tras una visita a Lampedusa para rendir honor a los inmigrantes fallecidos, su compromiso a favor de la abolición de dicho delito.

Finalmente fue el Movimiento 5 Estrellas (M5S) el que el pasado octubre presentó una enmienda al proyecto de ley y que fue aprobada con el apoyo del Partido Demócrata (PD, en el gobierno).

Durante el debate parlamentario para la aprobación de esta ley, la Liga Norte expresó su desacuerdo por la abolición de este delito y el secretario de este partido, Matteo Salvini, anunció la recogida de firmas entre los ciudadanos para organizar un referendo que reintroduzca de nuevo las penas a la inmigración ilegal.

Alrededor de la web