Piden liberación de López

Fiscalía venezolana quiere más de 13 años para el líder de Voluntad Popular

Piden liberación de    López
El coordinador nacional del movimiento Voluntad Popular, Leopoldo López, cuando se entregaba a los militares. Los seguidores del líder radical salieron ayer a protestar con todas sus fuerzas.
Foto: authors

Otra vez la plaza donde se levanta la estatua de José Martí, el libertador cubano. Con camisetas de que “El que se cansa, pierde” y con mensajes de “¡No estás solo!”. Pero esta vez sin Leopoldo López: 45 días después de su detención, los seguidores del líder radical de la oposición venezolana salieron a protestar con todas sus fuerzas para pedir su liberación. Y decidieron quedarse allí durante 24 horas en “jornada nacional de resistencia”.

A esa hora, la fiscal general de la República había dado a conocer los cargos contra el principal dirigente de Voluntad Popular: instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad en grado de determinador y autor intelectual de un incendio, el de la propia Fiscalía.

López se expone, de ser sentenciado por estos delitos, a una pena de 13 años, 9 meses y 7 días de cárcel. El paso siguiente es que se designe un tribunal y que este dicte el día para realizar audiencia pública. Las primeras estimaciones del equipo de abogados de Voluntad Popular apuntaban que podría ser en cuatro semanas.

Para el recuerdo quedan los cargos iniciales de terrorismo y homicidio, por los que tanto insistieron tanto el presidente Nicolás Maduro como Diosdado Cabello, jefe del ala militar de la revolución. Fotografías, documentos audiovisuales y testigos echaron por tierra la versión gubernamental, incluso lograron identificar a los autores de los disparos asesinos del 12 de febrero, cuando tras la marcha convocada por los estudiantes murieron el joven Bassil Dacosta y el militante tupamaro Juan Montoya. Varios agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) están detenidos tras la publicación de las imágenes.

Los incidentes por los que acusan a López se produjeron tras la represión contra los estudiantes. Incluso existe un video en el que se escucha al líder de Voluntad Popular exhortando a los jóvenes para que dieran por terminada la marcha.

“Leopoldo debería estar aquí libre. Hoy vivimos otro capítulo de la justicia injusta”, clamó ante sus seguidores Lilian Tintori, la mujer de López. “Venezuela está en emergencia y la lucha no va a parar”, insistió, antes de mandar un mensaje de su marido a los militares que amenazaban la concentración: “No tienen que obedecer órdenes que violen las leyes”.