No soy yo, son ellos

Son algunos Republicanos los que actúan como si odiaran a los indocumentados
No soy yo, son ellos
La medida rechazada proponía legalizar a los indocumentados que se enlistaran en el ejército de EEUU.
Foto: Archivo / Getty Images

Política

Hace poco un lector me reprochaba por lo que él definía como “mi odio” por el Partido Republicano. Cortésmente le hice notar que no se trata de odio. Por el contrario, son los Republicanos —no todos por supuesto- los que están en guerra contra nosotros. Algunos muestran un repudio enfermizo hacia nuestra gente, y el resto en su mayoría, guarda un silencio cómplice.

Y para ejemplarizarlo, revisemos lo siguiente: Jeff Denham, congresista republicano de California está intentando la aprobación de un proyecto de ley conocido como ENLIST Act. El proyecto le daría a los llamados “soñadores” la posibilidad de recibir la residencia permanente con un camino a la ciudadanía, si sirven en las Fuerzas Armadas. El último esfuerzo de Denham en esta materia pretendía incluir el proyecto dentro del presupuesto de Defensa, para que sea sometido a voto. Pero no había terminado Denham de insinuar que se encontraba en este empeño, y ya estaban los Republicanos destilando veneno contra el proyecto.

El primero en reaccionar fue el representante por Iowa Steve King quien dijo que “tan pronto como ellos levanten las manos y digan yo estoy ilegalmente en los Estados Unidos, no les vamos a tomar el juramento para las fuerzas armadas, vamos a tomar su declaración y tendremos listos un bus que los lleve a Tijuana”.

Es decir, para King estos jóvenes que no violaron por si mismos ninguna ley y que están dispuestos hasta a entregar su vida para servir a los Estados Unidos, no merecen una oportunidad. Pregunto yo: ¿Quienes son los que odian?

Es además relevante el hecho de que King cree que todos los “soñadores” son mexicanos, o al menos podemos pensar que su objeción es sólo contra los mexicanos.

Pero King no fue el único, Louie Gohmert, de Texas y Mo Brooks de Alabama hicieron su parte también. El primero preguntó:¿”Cómo nos aseguramos que los extranjeros ilegales son leales a nosotros y no a otro país?” El segundo fue un poco más lejos al decir: “¿Es sabio confiar en los extranjeros ilegales, cuya lealtad es cuestionable, con los secretos militares de los Estados Unidos, nuestras armas, incluidas armas de destrucción masiva?”.

Y lo malo no es que gente desquiciada como King, Gohmert y Brooks realicen declaraciones tan escandalosas e insultantes. Lo malo realmente es que el liderazgo Republicano y los miembros de este partido en general, no denuncien y condenen esta clase de declaraciones. Y si no desean hacerlo por un principio ético, al menos deberían hacerlo por un asunto estratégico. Veo difícil que permitiendo y validando con su silencio este tipo de declaraciones, van a conseguir atraer al voto hispano.

Pero bueno, regresando a lo importante, hasta el viernes se creía que había una buena posibilidad de que el proyecto ENLIST Act pudiera ser incluido en el proyecto de Defensa, para su voto, pero en la tarde se dió a conocer que el Presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara Baja, el republicano de California Howard McKeon declaró que no permitiría que la propuesta sea agregada al proyecto principal. ¿Dije Republicano? Si, es correcto.

?>