Suman Lakers su derrota 52

Los oro-púrpura caen ante los Clippers y empatan la peor racha de tropiezos
Suman  Lakers su derrota 52
J.J. Redick, de Lakers, intenta frenar a Jordan Hill en acción de ayer en el Staples Center.
Foto: EFE

Blake Griffin y Chris Paul llevaron la batuta y volvieron a ser una pesadilla para los Lakers, que cayeron ante sus vecinos, Clippers, e igualan el peor récord de derrotas en la historia del equipo, con 52, obtenido en la temporada 1974-75 (30-52).

Los Lakers (25-52) necesitan ganar los cinco partidos que les quedan para no firmar la peor temporada de su historia.

Como franquicia, el conjunto de los Lakers de Minneápolis acabó con 19 victorias y 53 derrotas en la temporada 1957-58.

Los Clippers han ganado 7 de los últimos 8 enfrentamientos contra los Lakers.

Griffin firmó 23 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias en 31 minutos, mientras que Paul aportó 23 tantos y 6 asistencias en 28 minutos.

Por los Lakers destacó Jordan Hill con 22 puntos y 9 rebotes. Pau Gasol fue baja de nuevo por sus problemas de vértigo.

Las lesiones en las filas de los de púrpura y oro hacían presagiar la abultada victoria local que fue finalmente, pero los hombres de Mike D’Antoni pusieron toda la carne en el asador y ofrecieron resistencia durante la primera mitad.

La pareja interior formada por Ryan Kelly y Hill dio el callo en los primeros compases bajo la atenta mirada de Paul McCartney, testigo de lujo del duelo.

El ex miembro de The Beatles, que no dudó en bailar al son de “Can’t Buy Me Love” en el Staples Center y vio también la irrupción de Nick Young, quien firmó 8 puntos seguidos antes del final del primer cuarto.

Young dio la primera ventaja del partido a los Lakers al comienzo del segundo cuarto (25-27), pero los suyos sufrieron la baja de Kent Bazemore, quien se lesionó en el pie derecho y se ausentó durante el resto del encuentro.Los Lakers, que se quedaban con una rotación de 8 jugadores -en realidad 7, ya que MarShon Brooks salió a pista únicamente al final-, bajaron la intensidad frente al equipo de Doc Rivers, que trató de abrir brecha (52-39) lanzando el contraataque cada a la mínima ocasión, algo de lo que sacaron provecho especialmente Griffin y Paul.

Sin embargo, su contrincante aumentó la pujanza defensiva y dejó el marcador en 57-49 al descanso gracias a los 33 puntos anotados entre Hill y Young. Los Clippers tenían todo a favor para llevarse una ventaja mayor, pero lamentaron 13 pérdidas de balón y 7 fallos desde la personal en sus 13 intentos.

Doc Rivers dio minutos a sus reservas y Hedo Turkoglu y Glen Davis aprovecharon para estirar la renta hasta el abultado marcador final.

?>