Quieren tener una voz

Proponen dar un puesto a un estudiante en la Junta Escolar de LAUSD
Quieren tener una voz
El miembro de la Junta Escolar Steve Zimmer (segundo de la izq.) escucha a estudiantes que piden representación.
Foto: La Opinión - Esmeralda Fabián

En el Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD), el segundo más grande del país con más de 650 mil estudiantes, no existe alguien que represente directamente a los alumnos en la Junta Escolar.

Pero eso podría cambiar bajo una moción presentada por un grupo de estudiantes, apoyados por el miembro de la Junta Steve Zimmer.

“Cientos de distritos escolares en el país tienen un asiento en la mesa de decisiones para un estudiante. Tan solo en California más de 200 distritos tienen a un estudiante en su junta. Ya es tiempo de que el LAUSD lo haga también”, dijo Cindy Figueroa, alumna del undécimo grado en la preparatoria “magnet” Los Angeles Center for Enrichement Studies (LACES).

Ella dice que los estudiantes “merecen tener el poder de mejorar su propia eduación”.

La joven estudiante de Maywood, hija de padres inmigrantes, dijo que este es un momento crucial para que los estudiantes de todo el distrito tengan participación en cómo se distribuye el presupuesto, los fondos de control local (LCFF) y hasta lo que se invierte en iPads.

Zimmer, quien patrocina la propuesta que será puesta a votación por la Junta Escolar el próximo martes, declaró que esta le debió dar esa “voz en la mesa” a los estudiantes desde hace mucho tiempo.

“No me puedo imaginar quién podría ser mas importante de involucrar en las decisiones que aquellos mismos que directamente les afecta”, afirmó Zimmer.

El estudiante miembro de la Junta Escolar de LAUSD sería elegido por votación dentro de un concejo consultivo de alumnos y sería el lazo entre lo que ocurre en el salón de clases y las decisiones a nivel de todo el distrito.

“Necesitamos a alguien que hable de lo que realmente necesitamos en nuestras escuelas, los recursos que nos hacen falta, o que nos explique cosas cómo por qué tenemos una oficina de apoyo universitario en la que no hay ningún consejero”, apuntó Bryan Mejía, estudiante de la preparatoria Maya Angelou en el Sur de Los Angeles.

“Yo pediría a ese representante que abogue porque tengamos bibliotecas abiertas más tarde y que todos los alumnos del distrito tengamos la oprtunidad de tomar al menos 10 ó 15 clases avanzadas AP que nos ayuden a estar mejor preparados para ir a la universidad”, explicó Mejia.

Figueroa dijo que el grupo ha recolectado más de mil firmas que apoyan la iniciativa, lo que bajo el Codigo de Educación de California les da a los estudiantes el derecho de exigir a su Junta Escolar tener un representante en la mesa.

De ser aprobada dicha representación, el estudiante elegido iniciaría su término de un año el 1 de julio de 2015.