Cómo alargar el disfrute del sexo: los juegos previos

Incorporen los juegos para hacer del sexo una experiencia aún más disfrutable.

Cómo alargar el disfrute del sexo: los juegos previos
Exploren diferentes formas de placer con un poco de imaginación.
Foto: Kiss No. 2 por David Martyn Hunt, disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/davidchief / 3996254001/

Cuántas veces no has quedado “a medias” luego de una candente sesión entre las sábanas con tu pareja? No es falta de pasión, de concentración o de disfrute. Te gusta, le gustas, pero simplemente tu cuerpo está configurado de forma diferente para el placer. De allí que para una vida sexual plena el juego previo es más que un complemento: debe convertirse en parte integral de tu rutina amatoria.

Con un poco de creatividad es posible alargar el disfrute durante los juegos sexuales, quizás ésta sea la manera más fácil de asegurar la satisfacción para ambos amantes. Por todos es conocido que la mujer suele tardar más en alcanzar el clímax y esa falta de sincronía puede representar un problema en la relación que, a la larga, puede ser sinónimo de aburrimiento o alejamiento.

Afortunadamente la solución además de simple tiene la gran ventaja de contribuir a una vida sexual placentera. Las ventajas son enormes: a más placer, más ganas de estar juntos una y otra vez. Son muchas las técnicas o estrategias que puedes aplicar durante el juego previo para disfrutar más del sexo. Algunas personas dudan de cuánto es el tiempo correcto o cómo llevarlos a cabo. Un ambiente adecuado, comunicación y práctica, mucha práctica, son las claves.

1. Besa, besa mucho

Besar a tu pareja es una de las mejores formas de comenzar a calentar el ambiente. Besos húmedos y profundos que los conecten y creen la atmósfera para el siguiente paso. Siempre hay forma de descubrir un nuevo lugar para besar. En este punto, el sexo oral es un gran estimulante, no desaproveches la oportunidad de incluirlo en tu rutina de pareja. Él, con seguridad, estará encantado.

2. Mapa de caricias

Combina esos besos con placenteras caricias en las zonas erógenas de tu pareja. Pídele a tu hombre que no vaya directo a las zonas tradicionales, lo que puede ser una oportunidad para explorar y descubrir tu cuerpo. Caricias suaves, otras más atrevidas; no te limites y déjate llevar. No juegues sólo con las manos: lengua, labios y, por qué no, juguetes están invitados también a este momento de seducción.

3. Fantasías activas

Una forma creativa de avivar la llama y el morbo son los juegos sexuales de roles. La sexóloga Rocío García Moreno explica que las fantasías y los juegos son herramientas de gran utilidad en las relaciones de pareja cuando se trata renovar el deseo e incrementar el placer. Hablar con la pareja es el primer paso, de allí todo es válido: disfraces, personajes, comidas, escenarios. Haz una lista y proponte a cumplirla en tu próximo encuentro en la cama.