Estudiar después de los 40: ¡adiós al miedo!

¿Quieres retomar tus estudios? No te pierdas las principales claves para hacerlo luego de los 40 años.

Estudiar después de los 40: ¡adiós al miedo!
Retomar los estudios en la edad madura es una decisión difícil, pero no imposible.
Foto: Shutterstock

Ir a la universidad o terminar la escuela no es sólo cosa de jóvenes, pues muchos hombres y mujeres retoman sus estudios luego de casarse y tener hijos. Si aún te sientes con dudas sobre la conveniencia o no de volver a las aulas, a continuación te brindaremos una serie de consejos para que estudiar después de los 40 años no sea una meta inalcanzable.

Organiza tus horarios

Seguramente tendrás miles de cosas para hacer como atender a tus hijos, trabajar y cuidar de tu casa, pero esto no es ningún impedimento para comenzar a estudiar luego de los 40 años. Es necesario que te organices y sobre todo que pidas ayuda al resto de tu familia.

En el caso que decidas estudiar una carrera universitaria, verifica bien los horarios en los que puedes cursar cada materia para organizarte. En cambio si eliges la modalidad de estudio en línea, te dará mucha más autonomía para estudiar en tus horas libres.

Retoma tus hábitos de estudio

Con el paso de los años, al tener la mente enfocada en otras tareas rutinarias que no tienen nada qué ver con el estudio, los hábitos que adquiriste durante la infancia y adolescencia cuando asistías a la escuela, seguramente quedaron relegados en lo más profundo de tu mente.

Para volver a estudiar es necesario que los refresques y uno de los más difíciles de retomar sin lugar a dudas es el de memorizar y aprender tantos textos. Sin embargo hay diferentes métodos para hacerlo, uno de ellos consiste en leer en voz alta el texto a estudiar ya que de esta manera resulta mucho más fácil concentrarse.

También puedes elegir la técnica de estudios que más se adecúe a tus necesidades, prepara resúmenes, gráficos conceptuales e inclusive infografías. Cualquier método es válido, puedes utilizar más de uno si es necesario. Especialmente durante las primeras semanas empieza con períodos de 20 o 30 minutos de estudio y lectura y auméntalos a medida que pasa el tiempo hasta lograr habituarte a la rutina.

No sientas temor

En un interesante artículo el bloguero Alejandro De Luca aconseja que no tengas temor de recomenzar con tus estudios. El proceso de aprendizaje no conoce de edad, pues cualquier persona puede hacerlo, solo es cuestión de voluntad y constancia.

Si bien la principal razón por la que muchas personas no vuelven a estudiar es la económica debido al alto costo de los libros y materiales, piensa que se trata de una inversión a futuro y verás que tendrás el éxito asegurado.

No tengas miedo, nunca es tarde para volver a estudiar.